in

Rehabilitar es el mejor remedio contra la crisis

El arquitecto Carlos Ferrater (Barcelona, 1944) reivindicó ayer la rehabilitación como el mejor remedio contra la crisis. La nueva situación económica servirá para poner freno a tanto destrozo cometido en los últimos años, según el arquitecto catalán, que clausuró el curso ‘Aventuras domésticas’, celebrado en la Alhambra.

-Con la crisis, el número de divorcios está descendiendo. ¿También el número de proyectos?
-Pienso que los divorcios no están descendiendo, sino aplazándose, esperando tiempos mejores. Los proyectos de arquitectura sí que están descendiendo. Si esta crisis fuera pasajera, si no fuera una crisis financiera tan profunda, yo diría que sería hasta positiva. ¿Cómo es posible que en los últimos años España haya construido más viviendas que Italia, Alemania y Francia juntas? Ha sido algo desmesurado, se ha construido hasta la nausea, se han repetido los mismos modelos, se ha destrozado nuestro paisaje. Está claro que la avaricia rompe el saco. Pero esta crisis no es de la construcción, afecta al mundo del trabajo, y eso no me gusta nada.

-¿Qué hacemos ahora, por ejemplo en Granada?
-Hay que empezar por poner en marcha programas de rehabilitación de viviendas en el centro, que se deberían haber planificado hace años. Pero también fórmulas como alquileres compartidos, casas que se van ampliando conforme la familia va creciendo, existe un campo inmenso para investigar y poner en marcha.

-De alguna manera volvemos a las fórmulas tradicionales, algo que ha estado siempre presente en su arquitectura.
-Cuando he proyectado viviendas he tenido en cuenta que pudieran ampliarse, progresivamente, para cuando llegaran los hijos y después los nietos, un aspecto fundamental en las casas de veraneo, por ejemplo, que cada familia tenga su espacio, para que quieran seguir veraneando juntos toda la vida. Es una forma de economizar

-En noviembre inauguramos la cuarta fase del Parque de las Ciencias, un proyecto firmado por usted.
-Se trata de un lugar que puede ayudar a colocar a Granada en el siglo XXI, con posibilidades que pueden llevar a la ciudad más allá de la Alhambra.

-¿Quiere decir que se harán competencia?
-El Parque de las Ciencias va a ofrecer una serie de experiencias únicas. El pabellón de Al Andalus, el Biodomo, el dedicado a la prevención de accidentes laborales, el de exposiciones temporales son muchas cosas y realmente interesantes las que se concentrarán en el Parque de las Ciencias. Por tanto, se trata de dos visitas que pueden complementarse perfectamente.

-En tiempos de crisis, ¿un cliente es un tesoro?
-Absolutamente, y los vamos a mimar muchísimo. Yo siempre he tenido en cuenta las necesidades de cada persona, de cada familia, para definir las características del proyecto. He construido en ocasiones partiendo de graneros abandonados, de cuadras, sin eliminar los elementos antiguos ya presentes en el terreno para generar a partir de ellos proyectos donde conviven tradición y modernidad. Me parece un logro que nadie sepa distinguir qué es lo viejo y qué lo nuevo.

-Hace muy poco se metió a escritor al publicar ‘Casas y habitantes’.
-Un homenaje a todas esas personas que han confiado en mí para algo tan importante como sus casas.

-La crisis también afecta al jardín. ¿Resulta barato de mantener el que usted proyectó para el Cuarto Real de Santo Domingo?
-Sí, porque está hecho con flores y árboles autóctonos, que no necesitan grandes atenciones. Lo proyecté con Yolanda Brasa y Eduardo Jiménez Artacho, y Yolanda estuvo muy preocupada por mantener el espíritu granadino. Me da pena porque cada vez que los visito están descuidados y mal.

-Hoy se enfrenta a un auditorio de estudiantes de Arquitectura. ¿Qué les dice si le preguntan sobre si la crisis afectará a sus carreras?
-Que sigan adelante, que se centren en estudiar y en formarse, porque cuando terminen, estos años malos habrán pasado. De ahí la importancia de este curso organizado por Juan Domingo Santos en torno a la vivienda, alrededor de la que giran la economía y la vida.

Enlace: www.ideal.es/granada/20080927/cultura/carlos-ferrater-rehabilitar-mejor-20080927.html
 

Cuatro promociones de vivienda pública de Madrid se exponen en Melbourne como ejemplo de edificios bioclimáticos

Recuperando el concepto de habitar