in

Aislamiento de paredes

Si piensa construir o realizar reformas en casa, aproveche para aislar paredes
El ahorro de energía y la prevención de corrientes de aire, humedades en las paredes o mohos en metales se consigue en gran medida con un adecuado aislamiento del hogar. Según los expertos, el mejor modo para retener el calor en el interior de la casa en invierno y de mantenerlo fuera en verano es reforzando los puntos estratégicos por los que el aire y el calor se dispersan: paredes, techo y suelo.

El mercado dispone para ello de diversos materiales aislantes cuya oferta ha evolucionado mucho en los últimos veinte años, pasando del amianto a otros más ecológicos y con mayores propiedades que incluso protegen la vivienda contra incendios y la aíslan de la contaminación acústica.
La revolución que en los últimos años han experimentado los distintos aislantes ha contribuido a facilitar este proceso por el que cualquiera en su casa pueda bloquear las zonas que desee sin necesidad de acudir a un contratista, aunque desde luego nunca está de más recibir sus consejos.
Antes de elegir los materiales aislantes se debe tener en cuenta la temperatura predominante del lugar donde esté ubicada la casa, su tamaño y los equipos de acondicionamiento que se utilicen como refrigeración, calefacción y humidificación, ya que se pueden ver perjudicados si elige el aislante incorrecto.
Formas y materiales:
• Estuco sintético. Se trata de una pared compuesta por varias capas entre las que se incluye un tablón aislante reforzado con un tejido metálico de fibra de vidrio y la aplicación de una sustancia acrílica resistente al agua. Es uno de los sistemas más novedosos y utilizados por su fácil adaptabilidad con el aislante utilizado en el interior de la casa y su eficacia en reducir filtraciones de aire.
• Ladrillos huecos. Para muchos profesionales, el mejor sistema de aislar la casa. Este material garantiza que el aire frío o caliente tarden más en atravesar paredes densas y pesadas. A través de sus huecos se consigue su aislamiento y hacen que éstos sean una superficie recomendable para proteger la vivienda del calor en verano y para retenerlo en el interior en invierno.
• Hormigón. Sus principales propiedades son la concentración del calor y su absorción para luego liberarlo dentro de la vivienda, por lo que las viviendas construidas con este material precisan de aislantes como perlita y polietileno expandido.
• Lona plástica. Recomendable para proteger las paredes de la humedad, para su instalación se requiere de un profesional ya que se debe introducir dentro el material con el que se construyó la pared.
• Aislamiento de vertido. Es una de las mejores opciones para paredes acabadas por su fácil utilización. Este líquido se puede instalar soplándolo con un equipo neumático o vertiéndolo en los espacios entre las vigas del techo. Conviene evitar que el aislamiento llegue las ventilaciones que generen calor, como luces alógenas, que se deben proteger para que no las alcance el vertido.
Los Tabiques de Placas y Paneles son divisiones fijas sin función estructural, realizadas con placas y paneles, para la separación de locales internos en la edificación.

5 Comments

    Aislamiento de fachadas

    Aislamiento con poliestireno