Rehabilitación de rejas y herrería exterior de la construcción

Con el tiempo las rejas de las vallas, de los cercos, de los balcones se van deteriorando, el tiempo, la lluvia y el sol se encargan de envejecer la pintura y oxidar los hierros. Es cuando en los enrejados, barandillas y herrajes de puertas aprarece herrumbre y el descascarado de la pintura, es cuando llega el momento de hacer el mantenimiento necesario.

En primer lugar, hay que retirar los restos de óxido que se entremezclan con las capas antiguas de pintura. Siempre que sea posible, es aconsejable desmontar el enrejado o el elemento que se vaya a rehabilitar. De esta manera, la labor es más fácil y se evita adoptar posiciones poco ergonómicas.

Hay que pasivar el ataque del óxido, en primer lugar eliminar manualmente (lija, rasqueta, cepillado), limpiar y luego realizar la desoxidación quìmica, hay que estabilizar el avance del óxido.

En una segunda fase, se recomienda eliminar los posibles restos de óxido que permanezcan en el forjado con un antioxidante químico. Estos decapantes están compuestos por resinas líquidas y pigmentos activos. Es aconsejable aplicarlos con una brocha redonda o plana. El producto actúa durante varias horas y forma una capa gruesa de color marrón que destruye las zonas afectadas y que se debe eliminar con disolvente o, en su defecto, con agua y jabón cuando esté seco.

Una vez que la superficie está libre de óxido, es preciso aplicar una capa de imprimación específica para hierro y que contenga minio. De esta forma, la pintura agarrará mejor y el metal estará más protegido de las inclemencias exteriores. El forjado exterior se pinta con un esmalte sintético.

Polynum Sound de Optimer System, aliado indispensable en aislamiento acústico

En general, las verjas, barandillas o enrejados exteriores tienen multitud de rendijas, detalles decorativos con curvas y recovecos. Por eso, muchas veces es difícil evitar que la pintura gotee o se acumule en estos puntos. Si se utiliza un aerosol o se pinta con pistola, el riesgo de goteo es menor.

Así se ahorrará tiempo y esfuerzo. Antes de empezar a aplicar la pintura con cualquiera de estas dos técnicas es preciso proteger las zonas próximas a los enrejados. Es aconsejable cubrir con cartones o plásticos las paredes, puertas y ventanas para que no se manchen.

Leer artículo entero : solucionesespecialesnet.blogspot.com/2009/11/rehabilitar-el-enrejado-exterior.html