in

Rayosol. Al calor del sol malagueño

RAYOSOL Fundación: 1960. Un ingeniero americano y un comercial holandés fundaron hace casi medio siglo rayosol, la primera empresa de españa que instaló paneles solares en viviendas.

Fue la primera empresa en España que fabricó e instaló equipos de energía solar térmica. Hoy día también se dedica a instalar dispositivos fotovoltaicos, así como equipos de climatización y sistemas de electrónica aplicada.

El ingeniero norteamericano Howard Byrd y su socio, el holandés, Peter Bongers, crearon Rayosol y estuvieron al frente de la misma hasta mediados de los 70. Desde entonces, la dirigen un canadiense, Mark Wickholm, y un francés, Louis Bellocq.
En la actualidad emplean a 40 personas.

La firma cuenta con oficinas en Málaga, Marbella y el Puerto de Santa María (Cádiz). La nave central, donde se fabrican los equipos de energía solar térmica, está junto al aeropuerto de Málaga y tiene 2.000 metros cuadrados.

Rayosol ha realizado más de 25.000 instalaciones en estos 49 años de andadura. La mayoría de los hoteles de la Costa del Sol y un gran número de edificios públicos de Andalucía cuentan con sus equipos para calentar el agua.
Proyectos: A medio plazo, no descarta dar el salto a nivel nacional.

Web: www.rayosol.es

Cuando en 1960 el ingeniero norteamericano Howard Byrd y el comercial holandés Peter Bongers empezaron a comercializar su invento, fueron tildados de locos. «¿Energía limpia? ¿Y eso qué es? ¿Qué hay más limpio que la electricidad?», les decían los promotores de hoteles y viviendas cuando les explicaban su invento de un sistema de placas con un circuito de tubos para calentar el agua con los rayos del sol. Pero Byrd y Bongers no cejaron en su empeño de extender su tecnología en una costa, la malagueña, que ya entonces empezaba a ser conocida por uno de sus grandes atractivos, el gran número de días de sol que tiene.

Byrd, que había trabajado durante años para compañías norteamericanas y aprendió mucho en Israel –donde a mediados del pasado siglo se pusieron en marcha los primeros dispositivos de energía solar térmica–, llegó a Málaga a finales de los años 50 y se instaló en Benalmádena.

 Allí conoció a Bongers y decidieron crear Rayosol, que se convirtió en la primera empresa española que fabricó y comercializó estos dispositivos de energía limpia.

La patente de Byrd fue registrada en 1964 y estuvo en su poder veinte años, el periodo que establece la legislación española. A partir de entonces se liberalizó el mercado y se produjo un primer boom del sector. «Coincidió con la primera crisis energética, la de mediados de los años 70. Los empresarios de los hoteles se dieron cuenta de que el petróleo podía fluctuar mucho de precio y eso tenía una gran repercusión en sus cuentas de resultados», explica el francés Louis Bellocq, que desde finales de los 70 está al frente de Rayosol junto a su socio Mark Wickholm, canadiense y sobrino de Peter Bongers.

 Este último, al igual que el ingeniero Byrd, se jubiló por aquellas fechas. Ambos fallecieron a principios de la década de los 80 dejando un legado único: la experiencia y la calidad de una empresa pionera en el sector de la energía solar.
En este casi medio siglo de vida, Rayosol ha completado más de 25.000 instalaciones de agua caliente y fotovoltaicas, así como la dotación de un buen número de equipos de climatización.

 La compañía cuenta en la actualidad con oficinas en la capital malagueña, Marbella y El Puerto de Santa María. Su sede central, donde se localiza la fábrica de los paneles solares térmicos, está en el entorno del aeropuerto de Málaga. La marca Rayosol está presente en un buen número de hoteles y edificios públicos de la provincia y del resto de la comunidad andaluza, así como en numerosas casas particulares.

Enlace noticia: www.diariosur.es/20090301/mas-actualidad/economia/rayosol-calor-malagueno-200903011157.html

Xirivella presenta alegaciones al mapa de ruído del aeropuerto

En Puerto Lumbreras el ‘plan Repara’ permite rehabilitar 93 viviendas