in

La Fachada Homeostática

Pasan por  ser la última incorporación a la batería de propuestas para ahorro de energía en edificios inteligentes. No es el futuro, es el presente de un nuevo tipo de edificación más concienciada con el medio ambiente .Las fachadas homeostáticas aportan otra posibilidad de regulación de la temperatura y el aporte de luz en el interior del edificio.

La distinta piel con la que se puede recubrir  un  edificio  es el principal factor de ahorro energético  en esta nueva apuesta  para una  construcción  más respetuosa y economicista. Lo último que se está probando con éxito en fachadas eficientes es el sistema homeostático. Este innovador sistema recubre las paredes con un tejido laberíntico fabricado siempre con un material flexible que funciona como si se tratara de un músculo artificial  filtrando la ración de calor y la cantidad de  luz solar.

La piel del edificio hace su trabajo  inflándose o disminuyendo de  tamaño, sin necesidad de programación o ajustes técnicos. La empresa  americana Decker Yeadon Architects, centrada en la investigación con nuevos materiales, es la que está proponiendo y trabajando con este tipo de fachadas.

El concepto de homeoestasis fue creado por Walter Cannon en el año 1865 . Este concepto  explica la capacidad de un ser vivo para autoregular su interacción con el medio, modificando sus propias características físicas internas en dicha adaptación.

Leído en : http://www.elmundo.es/elmundo/2011/02/09/suvivienda/1297275368.html

Obras en fachadas y reparación de cubiertas en la rehabilitación de Casaseca de Campeán

La Agencia Chilena de Eficiencia Energética toma notas en la región de Magallanes