Aislamiento de viviendas

POTENCIAL DEL AISLAMIENTO DE VIVIENDAS PARA AHORRAR ENERGÍA
Un estudio publicado por la Asociación Europea de Fabricantes de Aislamientos (EURIMA) ha revelado nuevos antecedentes sobre el potencial del aislamiento de viviendas para ahorrar energía en Europa, donde el uso de la energía en edificios produce más del 40 por ciento de todas las emisiones de CO2, además del espesor del aislamiento de
nuevas viviendas, país por país.


EURIMA lleva 20 años observando el desarrollo de normas de aislamiento térmico. En vista de las condiciones climatológicas de los países del norte, quizá no sea de extrañar que  éstos siempre han encabezado la lista, con mayores espesores de aislamiento en fachadas y techos. Intuitivamente, suponemos que debemos centrar nuestra atención en los países más fríos para ahorrar energía y reducir las emisiones de CO2.

Sin embargo, en el nuevo estudio realizado por Eurima, se revela un cuadro más complejo, que toma en cuenta el tamaño de la población y también las consecuencias de los gradosdía, básicamente el número de días del año en que se requiere calefacción en cada país. Al tomar en cuenta estos factores, el estudio demuestra que hay que centrar los esfuerzos por mejorar las normas de  islamiento en los países del sur de Europa como España, y en aquellos países más densamente poblados.
España, donde el espesor del aislamiento de fachadas o cubiertas no ha aumentado desde 1990, encabeza la lista de clasificación de los países que desperdician más energía, con las emisiones anuales de CO2 por persona más altas de Europa. Se estima que este país desperdicia 965.200 millones de MJ al año, lo cual equivale a 71,3 millones de toneladas de emisiones de CO2. Actualmente corresponde a España el 14,5 por ciento del total de energía desperdiciada de  iviendas.

Uso de Bloques de tierra comprimida como aislamiento

.Un edificio energéticamente eficiente es aquel que minimiza el uso de las energías convencionales (en particular la energía no renovable), a fin de ahorrar y hacer un uso racional de la energía. Dado que eficiencia energética surge del cociente entre la energía útil o utilizada por un sistema y la energía total utilizada.Es necesario establecer un criterio para definir la energía total utilizada. También se la denomina rendimiento energético. En la medida que el consumo de energía por unidad de producto producido o de servicio prestado sea cada vez menor, aumenta la eficiencia energética. Tanto la tecnología disponible, como los hábitos responsables, hacen posible un menor consumo de energía, mejorando la competitividad de las empresas y la calidad de vida personal.
Estrategias para lograr eficiencia energética
Esto se consigue mediante una serie de estrategias:
• aislamiento térmico en la envolvente (muros, techos y ventanas)
• reducción de las pérdidas de calor por infiltración en invierno
• adecuada orientación del edificio
• permitir la entrada del sol en invierno  o evitar sombras arrojadas por otros edificios
• evitar el ingreso del sol en verano  o diseñar protecciones solares (fijas, móviles, naturales)
• utilizar sistemas de calefacción y aire acondicionado eficientes (etiquetado energético)
• en azoteas como regla duplicar el espesor del aislamiento térmico y buscar incorporar elementos que den sombra.
• utilizar iluminación eficiente mediante el uso de lámparas de bajo consumo.