in

Viviendas de bajo consumo

El proyecto de “Viviendas bajo consumo” en Cerdanyola consta  de 112 apartamentos y forma parte de un programa de la Unión  Europea que se desarrolla en tres ciudades europeas (Stuttgart,  Turín y Cerdanyola del Vallès).  Mediante un acuerdo de colaboración con el INCASOL,  organismo dependiente de la Generalitat de Catalunya, BASF  colabora en este proyecto de edificación de vivienda pública.  

Se trata de dos edificios aislados, un primer bloque de 59 viviendas en forma de L y un segundo bloque lineal de 53
viviendas. Todos los pisos son de alquiler para jóvenes y  tienen un dormitorio. En la planta baja se reservan 4 viviendas  adaptadas. La superficie útil oscila entre los 38 m2 y los 43 m2.  En el bloque de 59 viviendas se aplicará el aislamiento requerido  por el Decreto de Ecoeficiencia de la Generalitat de Catalunya.

En el bloque lineal de 53 viviendas en 6 plantas se aplicarán  materiales y soluciones constructivas que garantizan un mayor  ahorro y eficiencia energética. Ejemplos: una doble fachada  con Neopor® como aislamiento térmico, Styrodur® C para el  aislamiento de la cubierta y placas de cartón-yeso que contienen  Micronal® PCM en el techo como regulador térmico, mejorando  así las actuales medidas de ecoeficiencia hasta un 40%.

El consumo de calor se ha reducido hasta los 40 kWhs  por metro cuadrado por año, lo que corresponde a cuatro metros cúbicos de gas.

Leído en : http://www.basf.es/ecp1/Soluciones_spain/Eficiencia_Energetica

La arquitectura bioclimática según Fundacion PROhumana

«SML House», obra de los estudiantes de Arquitectura de la Universidad CEU Cardenal Herrera