in

Urbanismo de Elche plantea cambiar la normativa para reducir el ruido

El Ayuntamiento de Elche está decidido a modificar las ordenanzas urbanísticas para adaptarlas al mapa de ruido de la ciudad que está elaborando la Universidad Miguel Hernández, para exigir estrictas medidas de aislamiento en los edificios que se construyan o reformen en las calles en las que se observe que son excesivamente ruidosas como consecuencia del tráfico.

La circulación rodada y el aeropuerto de El Altet son los principales focos de ruido en el municipio de Elche, según el primer avance presentado por la Universidad, que obra en poder del área de Urbanismo. El concejal Alejandro Pérez explicaba sobre el particular que «el mapa sonoro de la ciudad nos va a poner de manifiesto de manera gráfica y visual aquellas vías en las que el ruido es mayor, por la intensa circulación de vehículos».

A falta de las conclusiones, se es consciente de que a mayor intensidad de circulación, mayor ruido, con lo que calles como la avenida de la Libertad, la avenida de Novelda o Pedro Juan Perpiñán están llamadas a estar en el podio del ruido.

«Si en las ordenanzas establecemos medidas más rigurosas de aislamiento de las edificaciones, con el tiempo se conseguirá reducir el ruido, aunque somos conscientes de que habrá niveles que no se podrán rebajar», indicó el edil del PSOE, quien rescató el término «pacificación del tráfico» en la ciudad para tratar de rebajar la contaminación acústica, una cuestión que cada vez preocupa más a los ciudadanos.

Unos 82.000 euros ha invertido el Ayuntamiento en el estudio de la contaminación acústica, a los que hay que añadir 170.000 euros del coste del trabajo encargado sobre el tráfico en la localidad.

El plan de movilidad sostenible nos permitirá introducir medidas de pacificación del tráfico que redundarán en una sensible disminución del ruido», afirmó Pérez, quien como medidas más efectivas en esta materia apuesta por «el tranvía como medio de transporte limpio y ecológico, que no genera ruido y el uso del transporte público, con lo que es necesaria una mejora de éste para resultar atractivo al mayor número posible de ciudadanos».

Junto con el tráfico, el vuelo de aviones que despegan o aterrizan del aeropuerto de El Altet es el otro gran problema de contaminación acústica del municipio, sobre todo en lo que afecta a núcleos urbanos como Torrellano y El Altet, pero, en este caso, la solución es casi imposible y pasa obligatoriamente por mejorar el aislamiento acústico de las viviendas.

«El Gobierno financia el 100% del aislamiento de aquellas viviendas que se encuentren en los conos de ruido que están establecidos, pero también de aquellas viviendas que, aunque no estén en estos conos de influencia, se pueda acreditar que sufren exceso de ruido», subrayó el responsable de Urbanismo.

En este sentido, el mapa sonoro que está elaborando el Laboratorio de Ingeniería Acústica y Vibraciones de la Universidad Miguel Hernández colaborará en acreditar niveles de ruidos procedentes del aeropuerto en zonas fuera de las áreas reconocidas por el Gobierno.

Enlace: www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008100500_13_804624__ELCHE-Urbanismo-exigira-medidas-para-aislar-edificios-reducir-ruido
 

Ayudas de la Junta por 831.000 euros para rehabilitar edificios

Ahora que llega el frío, es conveniente aislar correctamente