in

Una chapuza de guardería en Oleiros (A Coruña)

Los técnicos municipales inspeccionaron la guardería de A Canteira en Perillo por orden del alcalde y hallaron muchos desperfectos en esta construcción terminada hace sólo cuatro años. Una cubierta y unas bajantes inadecuadas junto con la falta de mantenimiento han causado humedades, goteras, grietas y filtraciones. El Concello acaba de sacar a concurso la mejora de estas deficiencias y critica que la Xunta, que ahora es la responsable de esta escuela, tuviese más prisa en poner el cartel de «galiña azul» que en arreglarla.

 Grietas, fisuras, filtraciones, humedades, el suelo radiante dañado, el patio cubierto con goteras, las puertas correderas deterioradas y deficiencias en el aislamiento térmico. Son algunas de las múltiples deficiencias que presenta la guardería municipal de A Canteira en Perillo, inaugurada hace tan sólo cuatro años.

Tal cúmulo de desperfectos en una construcción tan nueva ha llamado la atención de los grupos de la oposición que denunciaron los «vicios ocultos» de este inmueble además de criticar la demora en la ejecución de las obras de mejora.

La escuela infantil A Canteira se inauguró el 1 de noviembre de 2005. La obra fue adjudicada por unos 797.000 euros a la empresa Indeza. Las obras fueron financiadas por Diputación, Concello y Estado. Ahora el Ayuntamiento de Oleiros acaba de sacar a concurso el arreglo de esta instalación por el procedimiento negociado y por un importe de 72.000 euros. Los trabajos de mejora tienen un plazo de ejecución de cuatro meses.

El Gobierno local ha anunciado que el arreglo de la guardería ha sido contratado por un precio «muy superior al 30%» obligatorio para el Concello pues según el convenio firmado en su día sobre las galescolas es la Consellería de Traballo e Benestar la que debe asumir el 70% de los gastos de funcionamiento.

El alcalde, Ángel García Seoane, criticó que para la Xunta fue más «prioritario» colocar los carteles de la «galiña azul» que reparar este centro. «Va siendo hora de que pongan el huevo para sufragar los gastos de lo que les corresponde», afirmó Seoane.

Los técnicos municipales visitaron las instalaciones de la guardería de A Canteira por orden del alcalde para elaborar un informe sobre sus deficiencias y las posibles soluciones. Determinaron que los desperfectos afectan tanto al interior como al exterior y se deben sobre todo a las humedades y filtraciones de la cubierta.

Los técnicos en su informe advierten de la «falta de mantenimiento general» y aconsejan una limpieza periódica de la cubierta porque en ella y en las bajantes de pluviales el agua de lluvia se estanca sobre porque se acumulan las agujas de los pinos cercanos y producen «desbordamientos» que, a su vez, generan las humedades. En la fachada, sometida a la acción del viento y la lluvia, han aparecido fisuras y filtran humedad al interior.

Escrito por : MARTA VILLAR

Enlace noticia : www.laopinioncoruna.es/metro/2009/11/12/chapuza-guarderia/334388.html

Visumad: José Becerra y Andrés Anguita

Reynaers Aluminium en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid