in

Un buen aislamiento repercute en la reducción del consumo energético, así como en la factura

En este artículo se hace mención de nuevo al  aislamiento térmico, relacionado en este caso con  su capacidad de ahorro energético, y consecuentemente económico. Algunos ya empiezan a calificarla de «inversión rentable a corto, medio y largo plazo».

La incorporación de aislamiento en la rehabilitación de fachadas, suelos y cubiertas, dota al edificio de una envolvente térmica que disminuye la pérdida de calor en invierno y la ganancia en verano, reduciendo en consecuencia el gasto energético correspondiente a calefacción y refrigeración.

Leer en : http://www.interempresas.net/Construccion/Articulos/

One Comment

    La Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida (Hispalyt) estará presente en Construtec

    Cien familias reciben ayudas para rehabilitar sus casas en Jaen