in

Última fase de rehabilitación del edificio de la Santísima Trinidad

La Consejería de Cultura, Turismo y Artesanía de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha anunció en el Diario Oficial de la Región del pasado 7 de mayo la licitación por procedimiento abierto con pluralidad de criterios de la obra de rehabilitación de la Iglesia de la Santísima Trinidad en la localidad de Alcázar de San Juan.


Según informó la Junta, se trata de unas obras que salen con un presupuesto base de licitación de 172.032 euros, con fecha límite de presentación de ofertas el próximo 2 de junio y con un plazo de ejecución de cinco meses a lo largo del segundo semestre del presente año.

La Iglesia de la Santísima Trinidad alcazareña perteneció al convento de los frailes trinitarios de la localidad manchega, que a partir del año 1955 se convirtió en Seminario Menor de la provincia eclesiástica de España Sur. Su construcción comenzó en la primera mitad del siglo XVII, pero no se concluyó hasta 1703.

Las nuevas obras de rehabilitación ahora licitadas han sido previamente redactadas y proyectadas por el arquitecto Alfredo Zatorre, habiéndose ejecutado en los últimos años diversas labores de restauración, relativas al material de la cubierta del templo, ladrillo antiguo en fachada y suelo, antiparásitos y reposición de maderas.

A lo largo del segundo semestre de este año se procederá a acometer el revestimiento de piedra de su fachada y a las humedades detectadas en el edificio. Humedades apreciables tanto en las fachadas como en su interior, que ya fueron señaladas en el informe-valoración encargado por la Consejería de Cultura sobre el grado de conservación y el valor de reparación y consolidación de dicha iglesia, que fue redactado en el año 2000.

Unos daños que inciden lesivamente en la degradación de los materiales constructivos y que habrán de ser tratadas en el transcurso de las obras con dispositivos de cerámica hidrófila.

Las mismas fuentes explicaron que también se procederá a restaurar volumétricamente con morteros tres cornisas que se hallan en un estado lamentable como consecuencia de la acción devastadora de las palomas y de una descabezada actuación arquitectónica en el pasado.

Leído en: www.latribunadeciudadreal.net/noticia.cfm/Provincia/20090518/cultura/licita/obras/restauracion/iglesia/santisima/trinidad/501B3548-1A64-968D-5932AA54FC661DA6
 

El Plan Renove de Acristalamiento de Madrid promueve el uso de cristales más eficientes energéticamente

Nueva normativa de protección frente al ruido