in

Ruído del aeropuerto y turbulencias

Javier Elorriaga fue presidente de una asociación de vecinos de Derio hace ya décadas. Fue también de los primeros en levantarse en armas cuando el ruido del aeropuerto y las turbulencias de los aviones comenzaron a causar daños en los tejados. «Han sido muchos años de pelea y, sinceramente, he perdido la confianza en Aena -la sociedad pública que gestiona ‘La Paloma’-», afirma.

Por ello decidió emprender su propio camino a la hora de blindar su hogar frente al ruido. Dejó al margen el Plan de Aislamiento Acústico que pronto se pondrá en marcha para insonorizar 2.000 viviendas en el Txorierri. «El trabajo que me han hecho no me lo van a pagar como a mis vecinos, pero creo que he tomado una decisión correcta», asegura.

La empresa que le ha instalado las ventanas quiere trabajar en la zona y está ultimando los pasos para recibir el visto bueno de Aena. Tres amigos que han visitado la casa de Javier ya se han interesado por sus servicios. «Pido a los residentes que no se dejen engañar, que exijan y sean insistentes hasta que el Ministerio de Fomento cumpla, porque no nos están regalando nada», advierte.

«Muchos estábamos aquí antes de que la nueva pista se construyera y lo único que han hecho es conculcar nuestros derechos fundamentales durante años», denuncia.

Enlace: www.elcorreodigital.com/vizcaya/20090810/vizcaya/pido-vecinos-dejen-enganar-20090810.html

Primer piso del Txorierri insonorizado y certificado por una Universidad

Aditel inicia la limpieza de la red eléctrica de Andalucía y Extremadura