in

Reunión contra el Cambio Climático de Barcelona

La mejor solución al problema climático es el aislamiento y rehabilitación energética de los edificios de la UE.
En Europa, rehabilitando los edificios según los estándares energéticos, podemos ahorrar 460 millones de toneladas de CO2 al año. Los expertos que asistieron a la reunión contra el cambio climático en Barcelona están de acuerdo en que el compromiso hacia una economía sostenible es el principal desafío contra el cambio climático.

 Tras la última Reunión Internacional de Expertos contra el Cambio Climático, que Tuvo lugar del 2 al 6 de noviembre en Barcelona, ha quedado patente la dificultad en Llegar a un Acuerdo Ambicioso, y justo Vinculante entre los 181 Países que asistirán a la Cumbre de Copenhague .

Más de 4.000 expertos han discutido sobre las posibles medidas que Gobiernos y entidades privadas deberían adoptar para frenar la emisión de CO2 a la atmósfera, pero ninguna de las propuestas señaladas ha alcanzado la unanimidad.

«Europa, seguida por EEUU, China, India y Brasil, es la principal emisora de gases contaminantes debido al excesivo consumo energético de sus edificios. Pero gran parte de esta pérdida de energía se puede evitar mejorando el aislamiento de las viviendas» explica Jordi Bolea, Responsable del Departamento de Reglamentación de Rockwool y asistente a las conferencias de Barcelona.

El sector de la construcción, clave para luchar contra el Cambio Climático
Durante la reunión de Barcelona se han discutido especialmente sobre las consecuencias de la industria y sus procesos productivos en el medio ambiente. Son muchos los países en desarrollo como China, Brasil o la India que aplican tecnologías poco sostenibles.

 La industria representa únicamente el 26% del consumo energético de la UE, mientras que los edificios son responsables del 41% (el 33% restante corresponde a los medios de transporte).

En el caso de los edificios, el 66% de la energía que consumen está destinada a la climatización. La mayor parte de esta energía se desperdicia debido a un deficiente aislamiento. «Por ello, desde Rockwool, proponemos a los Gobiernos que sigan fomentando medidas de eficiencia energética y sostenibilidad de los edificios puesto que son la principal fuente de ahorro de emisiones de CO2.

Así, reduciríamos la excesiva contaminación que provocan nuestras viviendas y mejoraríamos la calidad de la climatización interior de los hogares» explica Jordi Bolea.

Según nos explica Rafael Rodríguez, Director General de Rockwool, “la energía más limpia es la que ahorramos. De ahí la importancia de los edificios energéticamente eficientes. Con óptimos sistemas de aislamiento se puede llegar a reducir hasta un 90% la emisión de CO2 a la atmósfera”.

Con el tiempo, en Europa se podría ahorrar cada año 270.000 millones de euros en costes energéticos y 460 millones de toneladas de CO2, si todos los edificios que se rehabilitaran lo hicieran según los criterios energéticos vigentes de bajo consumo.

¿Por qué ahorrar energía?
1. Necesitamos emitir un 50-85% menos de CO2 antes de 2050, para limitar el aumento de la temperatura global media a «sólo» 2 -2,4ºC, según el IPCC (Panel Intergubernamental de Expertos contra el Cambio Climático).

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la temperatura media de la superficie mundial ha aumentado 0,74º C desde el comienzo del siglo 20, y 0.18º C en los últimos 25 años. Un aumento en la temperatura media por encima de 2º C significa que habrá más sequías, huracanes, inundaciones, riadas y otros efectos negativos del cambio climático en un grado nunca visto.

2. La energía más limpia es la energía que ahorramos. Aislar correctamente puede suponer una reducción en el consumo de energía de más del 50%. La eficiencia energética resultante de un mejor aislamiento de los edificios en un «sexto combustible» barato y casi inagotable.

3. El 86% de la energía que consumimos procede de fuentes no renovables y el consumo energético en el mundo va en aumento. Sin embargo, nuestro acceso a una energía barata está disminuyendo. El mal uso que hacemos de estos recursos nos deja indefensos ante unos precios energéticos que se disparan.

4. El ahorro energético es absolutamente imprescindible, si deseamos reducir la contaminación del aire y el calentamiento de la atmósfera terrestre. Hay que introducir políticas energéticas basadas en prioridades más eficaces y sostenibles.

5. La eficiencia energética se ha convertido en la mayor fuente de energía, mayor que el petróleo y que la suma de energías eólicas, solar, hidráulica y de biomasas.

 XV Cumbre Internacional contra el Cambio Climático
Tras la reunión de Barcelona, los dirigentes políticos han coincidido en que la cita de Copenhague no desembocará en un tratado internacional vinculante jurídicamente ni en un acuerdo que suceda al actual protocolo de Kioto, sino en una declaración de objetivos con la promesa de alcanzar un acuerdo completo en 2010.

La fachada digital de Medialab-Prado

La Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida (Hispalyt), celebra en Madrid una Mesa Redonda sobre el DB-HR