in

Proceso de Proyección de espuma de Poliuretano.

La tecnología de este proceso consiste en la pulverización de la mezcla de los 2 componentes, mediante, la máquina adecuada, sobre la superficie a aislar. La espuma reacciona sobre dicha superficie adhiriéndose a ella instantáneamente, para ello los sistemas empleados tienen muy cortos tiempos de reacción, por lo que solo pueden aplicarse mediante máquinas específicas para este proceso.

El producto se aplica con la siguiente proporción de mezcla:
A/B = 1/1 en volumen. Gracias a los cortos tiempos de reacción la proyección puede realizarse tanto en paredes verticales como en techos sin que se produzcan descolgamientos.
El endurecimiento de la espuma es rápido
, la cabo de pocos minutos puede soportar esfuerzos mecánicos, si bien, hasta transcurridas aprox. 24 horas la espuma no está totalmente curada.
La aplicación de la primera capa de espuma se realiza a modo de imprimación (capa muy fina) para conseguir un buen anclaje a la superficie. Una vez esté esta capa curada (seca al tacto), se procederá a la aplicación de las sucesivas capas hasta alcanzar el espesor final. El espesor habitual de cada capa de aplicación es de 1 a 1.5 cm, no siendo aconsejable superar este espesor para mantener una buena estabilidad dimensional de la espuma.
Forma de aplicación de la proyección.
La forma de aplicar espuma por el método de proyección es, asimismo, muy importante y contribuye a obtener buenos rendimientos. En este punto la formación y experiencia del aplicador son determinantes. El material conviene aplicarlo de una forma continua, acompañando el crecimiento de la espuma.
De este modo se facilita la reacción de espumación y se mejora el acabado superficial.

Instituto de Vivienda y Suelo de la Región de Murcia

ADP Fachadas