in ,

Problemas por condensacion y humedades

Recibe el nombre de condensación el paso de forma gaseosa a forma líquida. El proceso inverso sería vaporización. Es un problema frecuente en paredes con  tratamientos  inadecuados, pues en la mayoría de los casos  se obstruye  la transpiración normal de los materiales con lo que se agudiza el problema.  Otro problema son las  humedades  que afloran  generalmente en techos debido a la transmisión desde el exterior a través de lo que denominamos «puente térmico».

En el mercado hay productos y sistemas  que nos pueden ayudar en la solución de este inconveniente. La solución no siempre es fácil y en algunos casos no es eficaz. Podríamos hablar  de distintas pinturas que al ser aplicadas desde el interior y dependiendo del tipo de condensación, no nos van a ayudar mucho. Lo conveniente sería un tratamiento exterior por ser más eficaz.

El problema tiene distintos enfoques dependiendo de la tipología de la condensación, pero vamos a dar unos breves consejos generales. En primer lugar, los muros y techos deben cumplir con un coeficiente de transmisión térmica «U» inferior a 0,85 W/m2 K . y  es conveniente que las habitaciones posean  ventilación cruzada, generando suficiente circulación y renovación de aire. 

Eliminación de los posibles puentes térmicos. Lo mejor en este caso en aplicar una aislante exterior que haga las veces de abrigo sin fisuras. Para esto debemos emplear de forma correcta los diferentes  elementos aislantes,( pinturas cerámicas, sistemas SATE, etc.) así como las  ventilaciones y barreras de vapor adecuadas.  A cuidar especialmente  la formación de puentes térmicos en pretiles, azoteas y techos.

Mantener  una buena temperatura dentro del local  ayuda a evitar posibles condensaciones. Tendremos en cuenta también los gases generados en el interior de la vivienda ya que  tenemos varias fuentes que pueden  generar vapor de agua al ambiente.   Debemos favorecer la extracción de aire en cuartos de baño, cocinas y lavaderos. 

Dentro del  apartado de humedades, la humedad por capilaridad es muy frecuente y se da en muros y paredes no suficientemente aislados creándose una ascensión de la humedad proveniente del subsuelo. Esta humedad sube por poros y capilares evaporándose finalmente a la atmósfera.

 Estas humedades suelen ser problemáticas en su tratamiento pues el agua proveniente del subsuelo contiene sales disueltas y a medida que el agua se evapora, las sales disueltas cristalizan y se van depositando en el revoque formando manchones difíciles de erradicar desde el interior.

En estos casos, la aplicación de pinturas  sólo las puede ocultar y en el mejor de los casos se las consigue esconder temporalmente,  pero la consecuencia real no es otra que el ‘efecto chimenea’ que hace subir aún más la humedad por la pared. 

Para más información y soluciones  : http://www.sistacoat.es/   y    http://www.humicontrol.com/

Sika en el túnel de La Figuerosa

Sánchez Pando incorpora a su catálogouna tégola italiana de betún para ofrecer mejor aislamiento e impermeabilización en cubiertas