in

Plan de aislamiento acústico para Telde, Ingenio y Agüimes

El Ministerio de Fomento tiene previsto aprobar en los próximos días los primeros 54 proyectos de aislamiento acústico para las viviendas afectadas por la huella de ruidos del aeropuerto de Gran Canaria. Así lo afirmó ayer el alcalde de Ingenio, Juan Díaz, quien se reunió el pasado miércoles con los integrantes del plan de aislamiento acústico, al que tienen derecho 443 casas en Gran Canaria.

Díaz indicó que la quinta reunión del plan de aislamiento tenida en el último año y medio abordó el estado de gestión de la iniciativa. Así, de las 443 viviendas de Ingenio, Agüimes y Telde que tienen derecho al plan, sólo se han presentado 250 solicitudes, de las que 221 ya tienen la documentación preceptiva.

Asimismo, 158 viviendas disponen ya de un informe de mediciones y de necesidad de las medidas correctoras. Según Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), 75 viviendas de Ingenio, Telde y Agüimes ya han presentado los proyectos en la oficina de gestión del plan de aislamiento acústico.

En tal sentido, 54 de viviendas de Ingenio, Telde y Agüimes ya cuentan con la financiación aprobada para iniciar en el primer trimestre de 2009 las obras para el aislamiento acústico de los ruidos de las aeronaves que llegan o salen de Gando. Respecto a la distribución de los 54 proyectos ya aprobados, Ingenio tiene 38 para ejecutarlos, Telde 14 viviendas y Agüimes, otras dos.

Juan Díaz indicó que de las 102 viviendas de Ingenio que tienen derecho a solicitar la actuación, 84 ya lo han hecho, con lo que quedan otras 18 que no han iniciado el proceso. «Esperemos que ahora se animen los que todavía no se han acogido al plan, ya que todavía hay gente que duda de que esta iniciativa se vaya a realizar con coste gratis para los beneficiarios».

Enlace: www.laprovincia.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008121200_12_195497__Gran-Canaria-Fomento-aprueba-primeros-proyectos-para-insonorizar-casas-afectadas-ruido-Gando
 

Huella Acústica

Salce, Malva, Ferreruela, Villalazán y Roelos alcanzan los cuatro millones de euros