in

Medio Ambiente avanza a los ecologistas que ampliará el perímetro de afectados por el ruido del Aeropuerto de Loiu

El Ministerio de Medio Ambiente está a punto de hacer pública la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de ampliación del aeropuerto de Loiu. El documento es de una importancia capital porque determinará el impacto que tendrá, una vez reformado, el aeródromo, así como las medidas correctoras que se pondrán en marcha de cara a minimizar las molestias -principalmente por el ruido- que vaya a generar la mayor intensidad del tráfico aéreo en la zona. Esta resolución será de obligado cumplimiento por parte de Aena.

El documento se dará a conocer de manera inminente -es más que probable que el Boletín Oficial del Estado lo publique la semana que viene-, según han confirmado fuentes del ministerio que dirige Elena Espinosa. Aunque su contenido aún no es público, responsables de este departamento mantuvieron una reunión a principios de mes con la asociación ecologista Lur Maitea, de Sondika, para trasmitirle los aspectos más importantes del memorándum de medidas ambientales que se le impondrán a la dirección de ‘La Paloma’.

Según el colectivo conservacionista, que lleva más de una década luchando contra la contaminación acústica en el Txorierri, Medio Ambiente endurecerá los requisitos y ampliará la huella sónica. «Si el estudio de impacto inicial fijaba los límites de ruido en 65 decibelios -de día- y 55 -de noche-, las nuevas reglas de juego reducirán este umbral a 60 y 50 decibelios, respectivamente», sostiene la portavoz del grupo, Consuelo Elosua.

Estos parámetros más restrictivos obligarán a redefinir el plan de aislamiento acústico previsto para los municipios situados alrededor del aeropuerto. Si en un principio se iban a insonorizar unos 700 inmuebles, con la Declaración de Impacto Ambiental en la mano esta cifra «se triplicará hasta alcanzar las 1.832 viviendas», siempre según los datos que los responsables del Gobierno central han trasmitido a los ecologistas.

La reunión entre Lur Maitea y miembros del equipo de Elena Espinosa se celebró en Madrid en un contexto en el que Fomento está dispuesto a invertir 191 millones de euros para que ‘La Paloma’ pueda duplicar su capacidad en 2014. El colectivo conservacionista salió del encuentro con la sensación de haber logrado «una victoria a medias». Con un mapa del Txorierri sobre la mesa, los representantes ministeriales describieron cómo la huella sonora que dibujó en su momento Aena se ampliará.

«La Ley -sostiene Elosua- dice que el máximo permitido de decibelios durante el día deben ser 65 y durante la noche, 55. Hasta ahora, Aena determinaba en base a un programa informático que entorno a 700 viviendas estaban por encima de ese umbral». Según la representante de Lur Maitea, la asociación «ha conseguido que, en lugar de ese límite, Aena sitúe el tope de decibelios en 50 nocturnos y 60 diurnos, lo que implica ampliar la huella de ruido. En función de esto serían 1.832 las viviendas con derecho a un arreglo total y absoluto», plantea.

En este escenario, el plan de aislamiento acústico se extendería a los barrios de Zabaloetxe, Landatxueta y Elixalde de Loiu, al área de Goierri de Erandio, zonas de Sondika y Arteaga de Derio, «pero no especificaron qué casas entran y cuáles no». Si esta «promesa» se cumpliese, el de Loiu «sería el primer aeropuerto de España con ese límite de decibelios», celebran los ecologistas.

Tanto Aena como el Ministerio de Medio Ambiente no han querido hacer declaraciones públicas sobre la reunión con Lur Maitea y afirmaron a este periódico que, «en el trámite para evaluar el impacto ambiental, se está estudiando la máxima protección de las viviendas que se encuentran ubicadas en las proximidades del aeropuerto». Y, añadieron, será tras la publicación de la declaración de impacto «cuando se hablará con los ayuntamientos y se determinará cuántas casas deben atenderse y en qué grado».

Con todo, Lur Maitea considera que esta huella de ruido es «un insulto» para los vecinos de Derio. «Cualquiera que haya estado en la zona sabe que este municipio sufre más el estruendo de los aviones que Loiu y, sin embargo, quedan menos protegidos». El grupo llamó también la atención sobre el hecho de que la forma en la que se han hecho las mediciones no es la más conveniente. Entre otras cosas, no se ha tenido en cuenta la incidencia del viento.

Uno de los puntos de satisfacción de la reunión fue «que se va a formar una comisión de seguimiento que no estará dirigida por Aena, sino por Medio Ambiente, y estaríamos representados en ella».

Noticia : www.elcorreodigital.com/vizcaya/20090418/vizcaya/medio-ambiente-avanza-ecologistas-20090418.html

A.S.K. Systems estará presente en Construmat’09 junto con Renson

Sistema integral Onduline para rehabilitación de cubiertas