in

Materiales aislantes y vivienda

Al comprar una vivienda, es necesario pensar sobre todo en las prestaciones energéticas del edificio y en particular en su aislamiento», explica Orphelin.

Una casa bien aislada costará de 200 a 300 euros al año en calefacción y una que lo esté mal consumirá hasta 3.000 euros, según la ADEME.

El consumidor tiene diferentes posibilidades para impedir que el frío penetre o para evitar los calores excesivos.

«Los materiales de construcción milagrosos no existen», indicó Fabrice Ouriaux, del espacio Info Energie, que aconseja a los particulares, pero «es mejor privilegiar los que se encuentran cerca del lugar de construcción para evitar pagar su transporte».

Dentro del domicilio, el aislamiento de los desvanes es fundamental porque permite ganar por sí sola un 30% de la factura, según la ADEME.

También se preconiza la instalación de un doble o triple cristal, y el uso de una lana que no sea de vidrio, gran consumidora de energía en su elaboración.

«Nos inclinamos más por el fieltro o la lana de madera, el cáñamo o la guata de celulosa proveniente del proceso del papel de periódico reciclado. También es posible instalar un suelo que calienta o refresca y que funciona como una bomba de calor reversible», estimó Ouriaux.

Por último, reducir el consumo de fuel pasa por el uso de toda una gama de energías renovables, solar, eólica o de biomasa (a partir de residuos vegetales).

Existen subsidios de los poderes públicos. Todo particular que renueva la residencia principal tiene derecho por ejemplo a un crédito de impuesto del 25% en los materiales de aislamiento.

Leer todo Enlace : www.invertia.com.mx/noticias/noticia.aspx?idNoticia=200806091519_AFP_151900-TX-HQU71

La misión Energy² inspira todas las innovaciones de Schüco en Veteco

Se insta al Ejecutivo canario a que complete el plan de uso racional de la energía