in

Más medidas de ahorro energético para los hogares a propuesta de Rockwool

Desde Rockwool, nos proponen una serie de consejos a poner en práctica en los hogares, que posibiliten la reducción de gastos y, por tanto, beneficien al ahorro energético. El próximo 31 de octubre se celebra el Día Universal del Ahorro,  fecha relevante y de máxima actualidad a causa de la situación de crisis y subida del IVA en el territorio español. El fabricante de lanas aislantes Rockwool , propone, con motivo de la celebración del Día Universal del Ahorro,  una serie de consejos que debemos seguir si queremos ahorrar en nuestra factura.

Es posible reducir el gasto derivado de aparatos de calefacción gracias a la rehabilitación energética, una medida pasiva de ahorro de energía basada en el aumento de los niveles de aislamiento de los edificios. De esta manera, se evita perder energía a través de los cerramientos del edificio y aumentar la sensación de bienestar.

La lana de roca Rockwool contiene estas propiedades de aislamiento térmico que permitirán proteger el hogar del frío en invierno, y del calor en verano, para evitar el uso abusivo de los aparatos de climatización. Además, también tiene cualidades de aislamiento acústico y de protección contra el fuego.

¿Porqué es importante la rehabilitación de edificios?      
Estudios llevados a cabo desde Rockwool demuestran que, aplicando un óptimo aislamiento térmico en las viviendas, es posible ahorrar hasta un 30% en la factura eléctrica del hogar.   Esto, además, se traduce en una reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera, lo que supone un beneficio también para el Medio Ambiente ya que ayudamos a la conservación de la capa de ozono.

Según informan, rehabilitando un hogar de unos 150m2 adaptándolo a los estándares energéticos contemporáneos, una familia puede ahorrar hasta 1.900 € anuales y 11 toneladas de CO2. Sólo en Europa, esta cifra ascendería hasta 460 millones de toneladas de CO2 al año.

Debemos ahorrar también de manera activa. No sólo vale con rehabilitar los hogares. Nosotros mismos debemos tener en cuenta una serie de acciones que debemos llevar a cabo si queremos ahorrar energía. Por ejemplo, en invierno:
– Regular la temperatura NO por encima de 22ºC. Cada grado de más, sube el consumo en un 8%.
– Apagar la calefacción por la noche y volverla a encender por la mañana sólo en aquellas habitaciones que se utilicen.
– Mantener las puertas cerradas, evitando que se escape el calor.
– Dejar pasar la luz cuando el sol dé en casa, aprovechando la luz y el calor natural, y cerrar las cortinas y persianas cuando anochezca.

Siguiendo estos consejos y procurando mantener un aislamiento óptimo de nuestro hogar, conseguiremos ahorrar en nuestra factura de luz un 30%. Además de los gastos cotidianos, ahora nos enfrentamos a la llegada de la época invernal, en la que las pocas horas de luz natural y el frío harán crecer el consumo eléctrico.

A todo esto hay que sumar la crisis económica mundial que nos envuelve y cuyas consecuencias son innegables: Subida de precios, más aún desde la subida del IVA en julio; tasas crecientes de paro y, en general, dificultad de las familias para llegar a fin de mes.

Es por ello que el Día Universal del Ahorro será especialmente celebrado este año, ya que el ahorro crece según avanza la crisis y es una medida que están adoptando la mayor parte de casas españolas.

Más información : www.rockwool.es

Aislamiento termico con Poliuretano Proyectado

Aislamiento térmico = ahorro