in

Mantener la casa fresca

Es corriente asociar el uso del aislamiento térmico a la reducción del gasto en calefacción durante el período invernal. La relación es tan inmediata como la dada por la reducción del coeficiente K (o, en notación actual, U) de transmisión térmica de los diversos cerramientos, tanto opacos como acristalados, del edificio.En el período estival de climas con intensa radiación solar como el nuestro, si se instalan equipos de refrigeración, se pueden aplicar conocidos procedimientos de cálculo para determinar la demanda energética y el dimensionamiento de los equipos. El aislamiento también tendrá aquí un papel relevante, obteniéndose, gracias a su instalación, importantes reducciones de la demanda, con la consiguiente reducción, tanto de la inversión en equipos como del consumo energético.

Sin embargo, mediante el aislamiento térmico y unos criterios adecuados en el diseño, construcción y uso de la vivienda se puede conseguir el objetivo ideal de mantener relativamente fresca la casa sin necesidad de refrigerarla mecánicamente.

Artículo sobre aislamiento de cubiertas  de Dow Chemical.

Para Leer esta noticia Enlace : www.building.dow.com

IPUR: El poliuretano rígido

Solartec Energías Limpias