in

Mañana me dejan perdida la fachada otra vez

Una tienda de ropa de la zona centro, objeto de constantes grafitis, fue pintada en tres ocasiones. No habrá cuarta. Su propietaria dice que atraería a los vándalos. Así escribe   Javier Becerra este artículo sobre pintadas en fachadas.

La expresión reír por no llorar encaja a medida en la sonrisa de María Ausina. La puerta de su negocio, la tienda de ropa para niños Planeta Infantil, en la plaza de Santa Catalina, le hace torcer el gesto una cada lado. Cuando mira a la izquierda se encuentra un enorme corazón pintarrajeado con la firma de una tal Belén.

Al otro lado lo mismo, con un añadido que indica Pijos Ropa y la dedicatoria que la incívica Belén le hace a sus amigas: dice «Para mis niñas»,. María sonríe, luego pone cara de circunstancias y se pregunta en voz alta: «¿Y qué voy a hacer?».

Desde luego, no Va a Llamar a un pintor para que borre pintura con Los efectos del vandalismo y la pésima educación. «Esta fachada ya se pintó tres veces-explica-. Yo llevo aquí un año. La tuve que pintar en una ocasión.

La chica Qué estaba antes la Pintó hasta tres veces. Esta vez nanai, yo ya dije que no la pinto. Si hoy limpio todo esto, mañana me dejan perdida la fachada otra »vez.

Para leer más : www.lavozdegalicia.es/coruna/2010/01/14/0003_8226574.htm

Fachadas de casas

Casas japonesas modernas