in

Los pisos se encarecerán un 20% con las nuevas normas de edificación

El nuevo Código Técnico de Edificación (CTE), que pretende una edificación más segura, habitable y sostenible, aprobado por el Gobierno el pasado año 2006, suma desde hoy un nuevo requerimiento, obligatorio en los pisos que se construyan a partir de ahora: un mayor aislamiento acústico que incluso permitirá evitar escuchar los ruidos que provocan los propios vecinos de las viviendas contiguas. El problema es que, según los constructores, la normativa, aplicándose de forma íntegra, encarecerá el precio de los pisos un 20%.

El nuevo CTE establece las exigencias básicas de calidad, seguridad y habitabilidad de los edificios y sus instalaciones, para que el sector de la construcción se adapte a la estrategia de sostenibilidad económica, energética y medioambiental «y que garantizará la existencia de unos edificios más seguros, más habitables, más sostenibles y de mayor calidad», según el Ministerio de Vivienda.

Esta nueva norma regula la construcción de todos los edificios nuevos y la rehabilitación de los existentes, tanto los destinados a viviendas como los de uso comercial, docente, sanitario deportivo, industrial o sociocultural.
Pero en las casas pasa como en los coches: si tiene llantas de aleación de aluminio, motor de inyección, elevalunas eléctricos en las puertas traseras o mp3, cuantos más accesorios extras tenga, más caro sale el coche. «Y no estamos en un buen momento en el sector», explica Violeta Aragón, gerente de la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP).

El CTE introduce elementos novedosos sobre materiales y técnicas de construcción para lograr edificios más seguros y eficientes desde el punto de vista energético y establece requisitos que abarcan desde la funcionalidad hasta los relativos a la seguridad y habitabilidad.

 «Nosotros estamos de acuerdo con que las casas sean más habitables y confortables, pero en tiempos de crisis no disfrutamos de las mejores condiciones para afrontar estos sobrecostes que, definitivamente, van a repercutir en el precio final de la vivienda», añadió la gerente de los constructores y promotores malagueños.
Máxime, cuando el sector ha caído en picado en los últimos años y el mercado inmobiliario se ha desplomado, hasta el punto de que si en el primer trimestre de 2006 fueron 11.643 las viviendas visadas, en los primeros tres meses de este año 2009 (últimos datos disponibles), las casas que han obtenido este permiso del Colegio de Arquitectos han sido sólo 1.641, es decir, un 84% menos que hace sólo tres años.

En realidad, la tendencia ha sido negativa en los últimos años, con un total de 45.647 viviendas visadas en todo el año 2006 (todo un récord motivado, sin duda, por las prisas de los promotores para eludir el nuevo Código de Edificación);?las 29.432 casas visadas en 2007;?y las 13.022, en 2008.

Según las estimaciones de la ACP, el cumplimiento íntegro de todos los requerimientos que establece la nueva normativa, supondría un encarecimiento de los costes de construcción que alcanzaría el 20%. «Y el último del ruido, con la obligación de triplicar el aislamiento acústico de los hogares, supone entre un 5% y un 7% de ese incremento total de los gastos», añadió Violeta Aragón, quien precisó que la concesión de licencias por parte de los ayuntamientos se va a demorar aún más. «No hemos apreciado que se hayan agilizado los trámites, aunque ahora se construya menos», concluyó.

Enlace: www.laopiniondemalaga.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009042400_2_253790__Malaga-nueva-
norma-edificacion-encarecera-pisos
 

Medio Ambiente pondrá «énfasis» en los «próximos años» en reducir el impacto ambiental de las viviendas antiguas

Systaic presenta su nueva cubierta energética en Construmat 2009.