in

Los alcaldes populares afectados por el paso de aviones creen que aislar viviendas no soluciona el problema del ruido

«Después de muchos estudios, está comprobado que aislar viviendas no es una medida definitiva para acabar con el problema» del ruido de los aviones. Así de rotunda se mostró la concejal del Ayuntamiento de Valencia, Lourdes Bernal, ayer, contestando así a la petición de los socialistas de que el Ministerio de Fomento aislara más de 3.000 viviendas de cinco municipios de l’Horta.

En cambio, Bernal y la concejal popular del Ayuntamiento de Manises, Amparo Valldecabres, criticaron a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) por su «desidia» y por sus «reiterados incumplimientos que hasta la fecha se han producido y que hemos denunciado».

Los populares se refieren a «los cambios de rutas, al sobrevuelo por debajo de la altura permitida, y escriben tras estas dos irregularidades unos puntos suspensivos». Es más, Bernal avanzó que «recientemente hemos consultado a los expertos aeronáuticos, algo que a lo mejor deberían hacer ustedes, refiriéndose a los socialistas y los vecinos sabrán de estas consultas próximamente».

Alcaldes y portavoces populares, que fueron criticados por el PSPV por crear una comisión de Ayuntamientos de un único color, recriminan ahora a los socialistas una política «poco realista y contundente, al ser el Ministerio de Fomento a quien deben reclamar. Eso les hace ser moderados y, en este tema, que es tan dramático para muchos ciudadanos, no se puede actuar de manera eficaz», afirmó Bernal.

Valencia, Mislata, Manises, Ribarroja, San Antonio de Benagéber, Xirivella, Quart de Poblet y Aldaia forman parte del Grupo de Trabajo Técnico del Ruido, en el que se reúnen con AENA para discutir sobre las medidas para reducir el impacto acústico del aeropuerto de Manises.

Los cinco primeros municipios, gobernados por el PP, han creado una comisión popular porque creen que «hay que aunar esfuerzos en busca de soluciones para los ciudadanos». De momento, todavía no hay ninguna medida tomada por AENA para rebajar los niveles acústicos que tienen que soportar los ciudadanos cada día por el aterrizaje o despegue de aviones.

Un sistema de monitorización del ruido y el seguimiento de maniobras, además del alejamiento de la zona donde se realizan pruebas de motor, son algunas de las medidas que ya ha aprobado AENA, pero que todavía no se han puesto en marcha. El pasado lunes, los socialistas sumaron otra propuesta, la del aislamiento de las viviendas donde se superen los 60 decibelios de día y los 50 de noche, pero Bernal fue dura ayer con esta medida.

 «Lo que los alcaldes socialistas están proponiendo es excluyente para el resto de poblaciones, entre ellas Valencia». El motivo es que la mayoría de los vecinos soportan 55 decibelios.

Para leer más : www.lasprovincias.es/valencia/20090311/horta/cree-aislar-viviendas-soluciona-20090311.html
 

El corcho blanco, un plástico versátil de gran ligereza y reutilizable cien por cien

Construcciones Velázquez inicia la construcción de 6 casas protegidas en Taberno