in

Las fachadas verdes del Hotel Mint de Londres

Approximadamente  unos 1025m2 de fachada vegetal son los que se ha instalado  el hotel Mint para darse un baño de verde menta. Este hotel está  situado cerca de la Torre de Londres, en una de las zonas históricas de la capital. Ahora gran parte del exterior y las fachadas del patio principal se han cubierto de jardín. Se ha  empleando para ello un total de 40 especies de plantas diferentes,  convenientemente colocadas. Para la idea de la distribución de las plantas  se ha tenido en cuenta  las horas diarias en las que se verán expuestas al sol, obviamente,  los helechos se han situado  en las zonas menos alumbradas.

En la disposición de los muros vegetales entran como soporte  estructuras hechas a base de perfiles de acero galvanizado, colocadas  formando 4.100  módulos . Cada uno de ellos con tierra y riego automático de agua con fertilizante incluído.  Esta  fachada verde  tiene su continuación en una buena  parte de la azotea. La superficie de esta azotea es de 350m2 , que está cubierta por especies de sedum y flores silvestres.

La suma  total  de superficie ajardinada  entre la fachada y la azotea   hacen  que este edificio sea  uno de los que más porcentaje de infraestructura verde tiene en la ciudad de Londres. También ostenta el título de  muro vegetal más alto de Europa.

Para la confección de esta superficie ajardinada se emplearon  plantas  que crecieron previamente en invernadero, y por esto, la instalación automática de riego cuenta con un sistema de seguridad, que avisa con un claro mensaje de texto a la empresa encargada de su  mantenimiento, caso de producirse  algun tipo de  avería.

El trabajo ha sido   desarrollado por la empresa Frosts Landscapes.
Más información : http://www.frostslandscapes.co.uk/

Artículo leído en : http://blog.is-arquitectura.es/2011/09/13/fachada-vegetal-del-hotel-mint-en-londres/

 

Eficiencia Energética para hoteles

El edificio de viviendas protegidas de La Mayacina de Mieres premiado en la XI Bienal Española de Urbanismo