in

La llave del ahorro energético en las empresas

Calor y electricidad de un mismo combustible es lo que nos recomienda Endesa  para obtener un ahorro energético superior.Un equipo de microcogeneración puede recortar la factura eléctrica en un 30%. La inversión se amortiza a partir del tercer año en un negocio cuya demanda térmica sea de unos 1.000 MWh. Tambien leemos  «Las empresas pueden llegar a ahorrar más del 30 por ciento en su consumo de energía mediante la aplicación de instalaciones de microcogeneración»

 Ésta es una de las conclusiones a las que se ha llegado en la jornada sobre eficiencia energética que han organizado la Cámara de Comercio de Madrid y Endesa, en el marco del Proyecto Change, cofinanciado por la Unión Europea.

En concreto, la microcogeneración es un sistema de alta eficiencia  energética basado en la producción simultánea de electricidad y calor útil a partir de la energía primaria contenida en un combustible, como el gas natural o el gasóleo. El equipo se pone en marcha con la demanda térmica. Es entonces cuando genera electricidad y desprende calor.
La eficiencia de estas instalaciones frente a una tradicional «se basa en el aprovechamiento del calor residual derivado de la  generación de electricidad para la producción de agua caliente y/o  calefacción-refrigeración del edificio. Después, la electricidad generada se inyecta en la red de distribución», explican desde Endesa.

Por ello, los equipos reducen las pérdidas por transporte y distribución de electricidad, ya que generan la energía en el mismo punto donde se consume. Y al cubrir, al menos en parte, la demanda térmica de una edificación, esto redunda en una mejora notable del rendimiento de las instalaciones energéticas, con el consiguiente ahorro para el bolsillo.  

La aplicación de este sistema de alta eficiencia en un spa o en un hotel con una demanda térmica inferior a los 1.000 megavatios hora (MWh) por ejemplo se amortiza a partir del tercer año de inversión, según Endesa. La eléctrica va a instalar esta tecnología en un hotel madrileño de 245 habitaciones y con una demanda térmica de 892 MWh y en un spa con un consumo térmico de 647 MWh.

 «Al generarse la electricidad junto a los puntos de consumo, se reducen notablemente las pérdidas por transporte y distribución», explicó durante la jornada Marta Aller, responsable de producto de Cogeneración de Endesa.

La clave para la viabilidad de este tipo de proyectos es que exista una demanda térmica (calor o calor+frío) elevada y constante durante todo el año, por lo que su instalación puede realizarse tanto en el sector residencial, como en el servicios o en el industrial.

Para Aller, la aplicación de esta tecnología predomina en la actualidad en el sector servicios, sobre todo en hospitales, comercios y edificios de servicio público, y en un futuro inmediato se impulsará en el sector terciario y residencial, como hoteles

También sería aplicable a residencias, gimnasios, spas, balnearios o comunidades de vecinos con instalación de caldera central. 

Es novedad que su instalación, según Endesa, «sustituye a la solar térmica, a la que están obligados a instalar todos los edificios de nueva construcción según el Código Técnico de la Edificación».

Para leer más: www.larazon.es/noticia/8681-calor-y-electricidad-de-un-mismo-combustible-la-llave-del-ahorro-energetico-en-las-empresas

Nuevo manual para el uso, mantenimiento y conservación de los edificios

Sto, gran éxito en COAC sobre rehabilitación