in

La Junta de Castilla-La Mancha aumenta en 4,7 millones las ayudas para rehabilitar

La Junta ha aumentado en 4,7 millones de euros las ayudas destinadas a la rehabilitación de edificios y viviendas en la región, mediante un Plan «extraordinario y urgente» que supondrá que unas 2.000 familias castellanomanchegas se beneficien de estas ayudas y que se generen 1.200 empleos directos.

Así lo ha anunciado hoy la directora general de Vivienda, Rosa Jiménez, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por el delegado en Toledo de la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda, Feliz Ortega Fernández, y en la que ha explicado que los 4,7 millones de euros proceden del Fondo Especial del Estado para la dinamización de la economía y el empleo.

«Esta medida supone un nuevo impulso a la política de vivienda y se añade a todas las actuaciones que se están realizando a través del Plan Regional de Vivienda y también de las medidas incluidas en el Pacto por la Vivienda de Castilla-La Mancha«, ha dicho Jiménez.

En el caso de la rehabilitación de edificios, las ayudas las podrán solicitar propietarios, inquilinos y comunidades de propietarios o promotores para venta o alquiler, mientras que las ayudas para la rehabilitación de vivienda las podrán solicitar los propietarios de las viviendas para su uso público o para alquiler.

Mejorar la accesibilidad mediante ascensores o rampas; renovar las instalaciones (saneamiento, electricidad, fontanería, calefacción, calderas, instalación de paneles o sistemas de ahorro de energía) y mejorar el aislamiento (cambiar ventanas, mejorar la cubierta, las fachadas o la carpintería), son las obras para las que los propietarios, inquilinos o comunidades de propietarios pueden solicitar las ayudas.

En el caso de la rehabilitación de edificios, si la comunidad de propietarios solicita alguna ayuda se le subvencionará el diez por ciento de la obra con un límite de 1.040 euros por vivienda.

También pueden acogerse a las ayudas para rehabilitar edificios aquellos vecinos que sus ingresos no superen en un 3,5 por ciento el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), alrededor de 35.000 euros brutos al año.

Estos se podrán beneficiar del 15 por ciento del presupuesto de la obra mientras que no supere los 1.500 euros por vivienda, pudiendo ser de 2.500 si los solicitantes son discapacitados o personas mayores de 65 años para la eliminación de barreras y adaptación de accesibilidad.

En el caso de la rehabilitación de una vivienda, los propietarios que no superen el 3,5 por ciento del IPREM de sus ingresos, podrán recibir un 25 por ciento del presupuesto, mientras que no se superen los 2.280 euros por vivienda, que se puede elevar a 3.100 euros mientras se destine a discapacitados o personas mayores de 65 años y las obras se dirijan a eliminar barreras.

También se podrá tener una ayuda adicional de 200 euros para viviendas que deseen mejorar la eficiencia energética, según ha explicado la directora general.

Aquellos propietarios que quieran alquilar su vivienda podrán obtener una ayuda de 6.000 euros por hogar para obras de rehabilitación.

No podrán acceder a estas ayudas aquellos ciudadanos que hayan recibido alguna en los últimos diez años.

Las ayudas se podrán solicitar desde hoy y hasta el 1 de abril en la Delegación Provincial de la Consejería de Territorio y Vivienda o en las oficinas de vivienda más cercanas.

Junto a la solicitud hay que entregar una memoria de las obras que se vayan a realizar en la vivienda o edificio y una licencia municipal de obras – en caso de que fuera necesaria-.

Según Jiménez, este programa persigue varios objetivos entre los que se encuentra mejorar las viviendas que ya están construidas para hacerlas disponibles y que sean «más confortables y accesibles, además de que se contribuya a reducir el consumo de agua y de energía».

El segundo objetivo es «dar un nuevo apoyo al sector de la construcción residencial y a sus industrias auxiliares», ha dicho.

Por su parte, Feliz Ortega Fernández, ha señalado que en la anterior convocatoria se vieron beneficiadas unas 300 personas, «por lo que aspiramos a que esa cifra aumente gracias a esta medida».

Enlace noticia: www.soitu.es/soitu/2009/03/02/info/1236005216_462211.html
 

Expertos analizan en Gandia la futura ley de protección contra el ruido

Uponor y Férroli firman una alianza en busca de una mayor eficiencia en la edificación