in

La fachada que se desplomó en Bouzas(Vigo) esperaba la demolición

Los propietarios del eficicio cuya fachada se desplomó el domingo en el barrio vigués de Bouzas, hiriendo de gravedad a un holandés que se alojaba en una pensión situada enfrente, habían solicitado al Ayuntamiento la demolición del inmueble por su estado de ruina y se encontraban a la espera de que Fenosa autorizara la retirada del cableado, el último trámite para proceder a la demolición cuya obra fue adjudicada por la empresa eléctrica el viernes 23.

Los vecinos habían puesto la primera denuncia por el estado de ruina del edificio, en la esquina del número 202 de la calle Tomas Alonso con Martín Alonso Pinzón, el pasado mes de junio. Los técnicos municipales vallaron el edificio en julio, mientras se tramitaba la licencia para su demolición, solicitada entonces por los propietarios y adjudicada hace unas semanas.

Los propietarios solicitaron subsiguientemente a Fenosa la retirada del cableado a mediados o finales de septiembre, según fuentes de la empresa. El último trámite por su parte, el abono a Fenosa del importe fijado para retirar el cableado, lo efectuaron el pasado miércoles. Dos días después, el viernes, la empresa adjudicó la obra, que podría haber comenzado ayer mismo.

Protección térmica y acústica

Hamaikabat propondrá la aplicación de bonificaciones en el IBI y el recibo de basura