in

LA ENERGÍA SOLAR TÉRMICA EN EL MUNDO

Se calcula que en la Unión Europea había instalados 20 millones de m2 de captadores solares en 2006, con países como Alemania, Grecia y Austria a la cabeza en cuanto a la implantación de dichos sistemas.

De los 3 millones de m2 nuevos que se instalaron en 2006 en Europa, la mitad se hicieron en Alemania.
Chipre es el país que más cantidad de energía solar térmica aporta por habitante en el mundo, con 350 kWt por cada 1.000 habitantes. Más del 90% de los edificios construidos en este país están equipados con captadores solares térmicos.
En cuanto a Grecia, en los últimos años se instalan más de 200.000 m2 anuales. Hoy totalizan unos 3,5 millones. Con un 17% de la superficie instalada en la UE, el país heleno dispone de un tejido solar que abastece de agua caliente a uno de cada cuatro habitantes.

En Israel, alrededor del 85% de las viviendas están equipadas con colectores solares térmicos, como resultado de una ley de hace 25 años.
En Turquía hay unos 10 millones de metros cuadrados, y en China, el país con más superficie de captadores solares instalados, 78 millones, lo que supone aproximadamente el 40% de todos los instalados en el mundo. Hoy, más de10 millones de familias chinas disponen de agua caliente gracias al sol.

¿Qué posibilidades de crecimiento existen todavía? ¿Hasta dónde llega el potencial de crecimiento de nuestro mercado? ¿Qué importancia tiene la rehabilitación y reforma para el sector?

Las posibilidades de crecimiento en este mercado en España pasan por la reactivación de la economía y del sector de la construcción donde se posicionan este tipo de sistemas principalmente.

El hecho de que en España sea de obligatoria la implantación de sistemas solares térmicos en la construcción hace que el crecimiento de los sistemas vaya ligado al crecimiento del sector de la construcción. Si bién condicionantes como los incrementos de precios de gas, gasoil y electricidad, han hecho que personas que no tienen obligación de disponer de sistemas de este tipo se lo planteen como una medida de ahorro y de contribución ecológica.

El sector de la rehabilitación y la reforma tienen una importancia relativamente baja en la implantación de sistemas solares térmicos, ya que no queda perfectamente definido cuando es necesario el implantarlos y depende del grado de reforma y/o rehabilitación declarados. Adicionalmente son las diferentes consejerías de las diversas comunidades autónomas quienes determinan dicha obligatoriedad sin un baremo estandarizado comun.

¿Cuáles son las últimas innovaciones que estamos viendo? (fachadas solares térmicas, potencia variable, soluciones para contrarrestar el efecto de las sombras, protección ante condiciones extremas -heladas y formación de vapor-, control de sobrecalentamiento, paneles en fachada…)

La principales novedades que se están presentando van encaminadas a incrementar el grado de confort en la vivienda y a medidas de seguridad que eviten acciones de mantenimiento. Algunas de ellas pueden ser:

Sistemas de protección ante el incremento numero de captadores, cuando se requiere aumentar el % de energía solar aportado durante todo el año.

Sistemas que utilizan dispositivos automáticos de vaciado y reposición de líquido caloportador en el área de captadores en función de la temperatura alcanzada y de la radiación recibida, limitando actuaciones de mantenimiento preventivo y correctivo.

Nuevos equipos de frío de menor tamaño, encaminados al sector residencial y que utilizan la energía térmica proporcionada por los captadores solares, lo que permite incrementar el confort en invierno y utilizar los excesos en verano.

Nuevos tratamientos en las superficies, tanto externas como internas,  de los acumuladores al objeto de dar mayor durabilidad y evitar problemas de corrosión típicos.
¿Qué papel juega la integración arquitectónica? (fachadas solares térmicas, etc.)
En general son minoritarias las instalaciones donde se lleva a cabo la integración de los paneles en fachadas y en cubiertas. Si tenemos en cuenta que el rendimiento del sistema depende del posicionamiento de los captadores en la cubierta y su disposición, tanto su inclinación, respecto de la horizontal, como su orientación, con relación al sur, entenderemos que cuando integramos los captadores tanto en cubierta como en fachada dichos condicionantes se ven afectados negativamente, lo que significa que se reduce el rendimiento del sistema.

En general se tiende a maximizar el rendimiento,  minimizando el coste del sistema por lo que si se atiende a criterios económicos la opción de integración no será la elegida.

Existen sin embargo criterios arquitectónicos por los que la opción de la integración puede ser tomada, o bien, cuando por la situación en que se encuentre la construcción o la falta de espació en cubierta, la opción de fachada solar pueda ser la mejor posible.

Para saber más :     Laura Torres Lussón

Dpto. Marketing      Telf: 949 888 210      Fax: 949 888 223

http://www.danosa.com/

Bilbao Kirolak invierte 2 millones de euros en la mejora de los polideportivos de Rekalde y Txurdinaga

Nueva normativa DB-HR sobre Acondicionamiento acústico