in

La empresa leridana GLS Prefabricats fabrica un ladrillo para el aislamiento acústico de las viviendas

La empresa leridana GLS Prefabricats ha desarrollado un nuevo ladrillo acústico de hormigón que está pensado para cumplir con el nuevo código técnico de edificación, que eleva los requisitos de aislamiento acústico para las nuevas viviendas. El producto, bautizado como Geroblok, es un ladrillo de hormigón acústico, “con el que se obtiene mayor densidad que con uno tradicional”, explicó el consejero delegado de la firma, Santiago Llusera.

 Además, señaló que, al ser un ladrillo de una sola hoja, “permite ganar más espacio habitable y aumenta la superficie de la vivienda”. Así, Geroblock ocupa de media unos 17 centímetros, mientras que un ladrillo al uso mide 20 centímetros.

 A pesar de que la fabricación del nuevo ladrillo es más cara que uno tradicional, Llusera comentó que el producto ya está pensado para cumplir con las exigencias de las nuevas normativas de edificación y que están construidos con hormigón y no requieren de ladrillos de cerámica o placas de yeso laminado.

En este sentido, aseguró que Geroblok también resiste al fuego y posee una gran rapidez de colocación, por lo que se evitan las mermas al montar los ladrillos. De momento, según reveló, ya se han interesado por la iniciativa algunos promotores inmobiliarios.

GLS Prefabricats está diseñando una nueva línea de arquetas y casetas de riego para el canal Segarra Garrigues. Asimismo, dentro de las inversiones previstas por GLS se encuentran la puesta en marcha de la renovada fábrica de Almenar, que se ha modernizado y cambiado la maquinaria.

GLS, que cerró el año pasado con unas ventas de 26,2 millones de euros y con una plantilla aproximada de 100 personas, tiene plantas productoras en Lleida, Soses, Almenar y Tàrrega. GLS Prefabricats surgió en octubre de 2007 tras la fusión de tres empresas constructoras de la familia Llusera: Cafisol, Leridana de Prefabricados y Vituc
Más de 10 euros por metro cuadrado
Desde hoy será de obligatoria aplicación la nueva normativa contra el ruido en los hogares, que triplica las exigencias de aislamiento acústico y tendrá un coste medio de 9,56 euros por metro cuadrado. El texto sustituye a una normativa de 1998 y permitirá reducir el ruido aéreo que supone oír las voces de los vecinos, por lo que se recorta el ruido percibido entre viviendas en 23 decibelios, pasando de los 88 a los 65.

La ley se pone en marcha seis meses después de lo previsto, y es un proyecto de la primera ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo.
Según el estudio -que ha contado con la colaboración de promotoras, constructoras, ingenierías acústicas y fabricantes de materiales, entre otros- el coste mínimo corresponde a la zona sur (Extremadura, Andalucía y Canarias), con un rango de entre 10,78 y 4,94 euros por metro cuadrado.

Le sigue la zona noroeste (Galicia y Asturias), donde el coste se sitúa entre 11,45 y 5,25 euros por metro cuadrado. En las zonas norte (Cantabria, País Vasco, Navarra y La Rioja) y de Levante (Comunidad Valenciana y Murcia) el impacto económico oscila entre 12,12 y 5,56 euros por cada metro cuadrado, mientras que el coste máximo se registra en las zonas noreste (Catalunya, Aragón y Baleares) y centro (Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León). El impacto depende de la tipología de la vivienda y de la zona geográfica.

Enlace: www.lamanyana.es/web/html/lanoticia.html?id=90865&seccio=Econom%C3%ADa&fecha=2009-04-24&sortida=03:00:00
 

El Ayuntamiento de Pinseque adjudica las obras del consultorio médico a la empresa Urbanco Construcciones S.L.

Las nuevas viviendas cacereñas empiezan a blindarse contra el ruido