in

La Apuesta del Hielo de Isover en Solar Decathlon

Resultado: el hielo de la casa sin aislar se fundió totalmente, mientras que en la casa bien aislada sólo se derritió el 12%.

Con motivo del Solar Decathlon, celebrado recientemente en Madrid, donde 17 equipos universitarios construyeron 17 casas reales, sostenibles, autosuficientes, confortables y alimentadas exclusivamente con energía solar, Isover puso en marcha una experiencia para demostrar la eficacia del aislamiento, utilizando dos casas de igual geometría, una de ellas aislada y la otra no.

En cada una de las casas se depositó un bloque idéntico de hielo de aproximadamente 1 m3 a -20ºC.

Durante el periodo diurno, se fueron monitorizando las temperaturas (exterior e interior) de ambas casas a través de una sonda situada en los mismos lugares de cada casa.

La temperatura interior de la casa sin aislar “copia” las variaciones de la temperatura exterior, mientras que en la casa bien aislada la temperatura interior es prácticamente constante sin verse afectada por las variaciones de temperatura exterior.

Con una construcción compacta, estanca al aire y con un correcto aislamiento se puede obtener una atmósfera en el interior de muy bajas temperaturas, incluso cuando en el exterior haya unas temperaturas extremadamente altas.

Al final del experimento todo el hielo procedente de la casa sin aislar se fundió, mientras que en el caso de la casa bien aislada solamente se derritió el 12% del hielo inicial.

Diferencia de energía: la energía transmitida al interior en la casa sin aislar es 7,5 veces superior a la casa bien aislada (78,83 kJ/m2 hora frente a 10,50 kJ/m2 hora).

La diferencia de pérdidas de energía con espesores de aislamiento optimizados superiores a los preconizados por el Código Técnico de la Edificación, hace de la calidad de la envolvente térmica un valor seguro y rentable.

2 Comments

    Rehau presenta Raukantex Laser Edge

    Jornada de Junkers en la sede de la fundación FIDAS sobre energía solar térmica