in

Jesús Camacho Villar director técnico de BSCP: construcción industrializada

Es una paradoja que, a pesar de la fuerte implantación de los procesos industriales en todos los ámbitos de la producción, sea en un campo tan importante y fundamental (sobre todo en nuestro país) como la construcción donde se haya incorporado de una forma más incierta y dubitativa la construcción industrializada.

La forma artesanal de producción en la construcción origina un grave problema que ocasiona:
– Alta siniestralidad laboral por la forma en la que se ejecutan los procesos productivos.
– Altos costes por el elevado impacto de la mano de obra, con una acusada falta de personal cualificado y cada vez menos preparada y formada.
– Largos plazos de ejecución de obra e ineficiencias de producción porque los procesos constructivos están, en general, poco estudiados.
– Frecuentes casos de patologías, así como defectos en los acabados, pese al esfuerzo normativo de los últimos años (aplicación del CTE) y la introducción de sistemas de aseguramiento de la calidad por parte de las empresas. La consolidación del derecho a la reclamación y la exigencia de «cero defectos» ha provocado que la gente no entienda cómo una inversión tan importante (generalmente el mayor desembolso de nuestra vida) presente tal cantidad de imperfecciones.

Ante este cúmulo de problemas e ineficiencias, sólo la industrialización de los procesos productivos en la construcción (construcción industrializada) puede resolver la situación y llevarnos a los estándares de calidad demandados por la sociedad actual.

Aunque el mercado, hasta fecha reciente, no ha alentado la aparición y aplicación de soluciones innovadoras, ya que la demanda absorbía todo, ha habido empresas, como BSCP, que han apostado e invertido esfuerzos en desarrollar un sistema integral de construcción industrializada que transforme el proceso constructivo en una cadena de montaje similar a cualquier industria.

La empresa entiende el concepto de construcción industrializada como aquel sistema productivo de construcción que, de forma racional y automatizada, integra todos los subsistemas y componentes en un proceso global de montaje y ejecución para aumentar y acelerar su producción, asegurando parámetros de calidad.

Para ello, BSCP diseña un proyecto de industrialización (individualizado para cada obra) que, amparado por el Documento de Idoneidad Técnica, garantiza: el cumplimiento íntegro del CTE, reducción al menos del 30%-35% del cronograma de ejecución, un aislamiento térmico con un ahorro energético superior al 25%, mayor aislamiento acústico, reducción máxima del personal en obra y de la siniestralidad…

La conclusión definitiva es que el sector constructor debe invertir más en innovación y en investigación, porque lleva demasiado tiempo cometiendo los mismos errores y trabajando de una forma artesanal que no se corresponde con los tiempos y las necesidades del presente y, sobre todo, del futuro.

Artículo escrito por Jesús Camacho Villar , director técnico de BSCP.

Enlace noticia: www.elpais.com/articulo/servicios/Actividad/productiva/cualquier/elpepueconeg/20081221elpnegser_2/Tes

Ecomarc obtiene el «DISTINTIVO DE GARANTIA DE CALIDAD AMBIENTAL”.

Casas pasivas construidas en madera, con aislamiento térmico con “Neopor”