in

Introducción a la termografía de infrarrojos para aplicaciones mecánicas

La termografía se usa también para controlar la temperatura de aislamiento refractario de alta temperatura, tal como horno o calderas rotatorias. Los modelos térmicos detectados en estos casos pueden usarse para controlar la condición del aislamiento o incluso calcular el espesor del refractario restante. Este tipo de control es muy valioso cuando se planifican paradas de mantenimiento y la reparación en un área problemática es catastrófica o costosa.

Inspección de rodamientos
La inspección de rodamientos es otra aplicación útil para la termografía infrarroja. La fricción anormal en los rodamientos, generando calor, causa que la temperatura superficial del rodamiento se eleve. Esta imagen térmica, cuando se detecta, es una imagen potencial de problemas del engranaje, sobre todo por falta o exceso de lubricación, o también por fallo del rodamiento. La tecnología infrarroja es especialmente útil para inspeccionar equipos de alta velocidad, incluyendo transportadores elevados.

Trampas de vapor
Cuando el coste de la energía se incrementa, las trampas de vapor son otra aplicación en la que la termografía puede proporcionar ahorros valiosos. Esto se consigue detectando fallos de las trampas que se quedan pegadas abiertas.

Aislamiento de líneas de proceso
Las líneas de proceso pueden inspeccionarse con tecnología infrarroja. Aplicaciones tales como detectar bloqueo de líneas, control de temperaturas, localizar aislamiento perdido o dañado pueden llevarse a cabo con tecnología infrarroja con pocas excepciones.

Leído en : todoproductividad.blogspot.com/2009/11/una-introduccion-la-termografia-de.html

La nueva vivienda protegida premia las medidas de ahorro energético

Barrios con muchos problemas en Ribadesella