Insonorizar una habitación de forma barata

Si eres de esas personas que necesitan un espacio en casa en el que puedan trabajar, estudiar o simplemente relajarse sin distracciones, seguro que te has preguntado cómo insonorizar una habitación sin tener que invertir mucho dinero. Hay varias formas económicas de hacerlo, aunque cada una tiene sus pros y sus contras. Aquí te presentamos algunas opciones.

Usa materiales aislantes

Una forma de aislar acústicamente una habitación es usando materiales aislantes. Estos materiales pueden ser espuma acústica, paneles de fibra de vidrio o lana de roca. Puedes encontrar estos materiales en tiendas de bricolaje o en línea por precios bastante económicos.

Lo importante a tener en cuenta al usar estos materiales es que deben instalarse en las paredes, el techo y en la puerta de la habitación. De esta forma, se reducirá la cantidad de ruido exterior que entra y el ruido que sale de la habitación.

Usa alfombras y cortinas gruesas

Otra forma de insonorizar una habitación sin tener que gastar demasiado es utilizando alfombras y cortinas gruesas. La alfombra ayuda a absorber el sonido y a reducir su impacto en la habitación, mientras que las cortinas gruesas ayudan a bloquear la entrada de ruido exterior y a reducir el nivel de ruido que sale de la habitación.

Construye un panel de insonorización

Una opción más elaborada y costosa es construir un panel de insonorización. Este tipo de panel se hace con materiales como la fibra de vidrio o lana de roca, y están diseñados para reducir el ruido en una habitación. La ventaja de los paneles de insonorización es que se pueden hacer a medida y se pueden instalar fácilmente en cualquier pared.

AENA pagará obras en 1.800 pisos por el ruido del aeropuerto de Loiu

Usa burletes en las puertas

Una forma barata y efectiva de reducir el ruido que entra en una habitación es utilizando burletes en las puertas. Estos burletes, que se pueden comprar en cualquier tienda de bricolaje, se instalan en el borde de la puerta y ayudan a bloquear el ruido exterior que entra.

Utiliza almohadas y cojines para amortiguar los sonidos.

Esto es aún más eficaz si se colocan entre la pared y los muebles o en los rincones.

Cierra las ventanas y puertas

Otra forma de reducir el ruido exterior que entra en una habitación es cerrando las ventanas y puertas. Si la habitación no está bien sellada, el ruido exterior entrará sin importar qué medidas de insonorización hayas tomado. Asegúrate de que las ventanas y puertas estén bien selladas para reducir la cantidad de ruido que entra en la habitación.

Insonorizar una habitación puede mejorar significativamente tu calidad de vida, especialmente si necesitas un espacio tranquilo para trabajar o estudiar. Afortunadamente, hay varias formas económicas de hacerlo, desde el uso de materiales aislantes hasta la instalación de burletes. Al elegir la opción adecuada para ti, asegúrate de considerar los pros y los contras de cada método de insonorización para obtener el mejor resultado posible.