in

Impresionaba ver cómo avanzaban las llamas

 «Creíamos que se iba a incendiar todo el edificio», comentó un matrimonio de la quinta planta de esta casa ubicada en el número 111 de la avenida de Tolosa. Los hechos ocurrieron poco antes de las 22 horas en el 7º , donde vive uno de los  vecinos  con su hermana y una sobrina. El dueño de la vivienda pudo recoger ayer algunos papeles del piso, al que entró junto a un perito

Aún emocionalmente afectado por lo sucedido, indicó que el fuego se originó en un calentador eléctrico viejo que cumplía su función junto a una cama. Pero «cogió la almohada, el colchón…» y para cuando intentaron apagar el fuego «ya era demasiado tarde».

La casa tiene moqueta, sofás, y todo ardió a mucha velocidad sin que los inquilinos pudieran hacer nada para apagarlo. Los bomberos fueron avisados, pero mientras llegaban, varios vecinos indicaron que «fue fundamental» la actuación de un bombero que vive en el edificio y que quiso mantenerse en el anonimato.

Los vecinos del 8º A, que viven justo encima de la vivienda donde se originó el fuego, destacaron que «hizo una labor impagable. Me cogió las llaves de casa, bajó las persianas, avisó a los demás…». El bombero bajó a casa de ‘Manci’ y vio que la puerta de la vivienda estaba abierta, aunque su mayor sorpresa fue ver al propietario en el interior inhalando un peligroso humo, tanto para él como para el resto de la torre.

Cerró la puerta de la vivienda para «confinar el fuego» y en cuanto llegaron sus compañeros les informó de la situación. Para evacuar el humo se abrieron las ventanas del hueco de escaleras, unas aberturas que se pusieron hace pocos años porque la casa no los tenía cuando fue construida (hoy en día son una obligación legal).

Leído en : www.diariovasco.com/20100111/al-dia-local/temimos-ardiera-todo-edificio-20100111.html

AFOTO

Trampyl, finalista del VII Trofeo Golden Gypsum, organizado por Placo

AYUDAS PARA EL APROVECHAMIENTO DE ENERGÍAS RENOVABLES