in

Huesca es una de las ciudades que se benefició del programa ARI

Huesca es solo una de las ciudades aragonesas que se benefició del programa ARI, que ahora recibe la denominación oficial de ARCH (Área de Rehabilitación del Casco Histórico). Hay abiertas oficinas en las tres capitales de provincia y en algunas cabeceras comarcales. Según el Gobierno aragonés, cerca de 2.000 personas han solicitado información sobre las subvenciones.

Ya se han entregado casi 300 solicitudes de inspección y se han realizado un centenar de visitas. El Ejecutivo pretende acelerar los expedientes a partir de ahora con la contratación de varios equipos técnicos creados para relanzar el plan.

Precisamente el lunes se incorporarán diez trabajadores sociales, seis arquitectos o arquitectos técnicos y cuatro administrativos que trabajarán en cuatro sedes centrales (Jaca, Barbastro, Alcañiz y Zaragoza), a las que se asignarán otras tantas áreas de influencia. Barbastro, por ejemplo, atenderá las subsedes de Monzón, Fraga y Binéfar. Y es que en todos los municipios beneficiados por las ayudas seguirá abierta una oficina con carácter de subsede, con un trabajador social.

Las ventanillas que gestionan las Áreas de Rehabilitación están financiadas por el Ministerio de Vivienda, el Gobierno de Aragón y los Ayuntamientos, con un coste cercano a los 2,8 millones de euros. El plan prevé llegar a unas 2.600 viviendas en Aragón hasta el año 2011, con una inversión final de 129 millones de euros. El dinero servirá para costear la rehabilitación de viviendas privadas y también de obras de urbanización en vías púbicas.

Los planes en marcha en estos momentos son los de Huesca (302 viviendas a reformar en cuatro años); Teruel (302) y Zaragoza (1055). Las ayudas pueden alcanzar hasta el 55% del importe de la rehabilitación realizada por el propietario. Además, hay diez poblaciones de más de 8.000 habitantes que se han incorporado a este programa, sumando alrededor de 1.000 viviendas.

Enlace : www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.21602

El Ayuntamiento de Hellín rehabilita su casco histórico y las vivienda antiguas

Andimat apuesta por el aislamiento térmico como la medida más eficaz de ahorro energético en viviendas