in

Hörmann presenta las pautas que deben seguirse a la hora de comprar una puerta de entrada

Hörmann, el mayor grupo europeo especializado en puertas, portones, cercos y motorizaciones, informa sobre las pautas que deben seguirse para adquirir una puerta de entrada con las mejores garantías.

Aunque, de entrada, no se aprecie a primera vista, las nuevas puertas de entrada son resultado de ingeniosas tecnologías para proporcionar un buen servicio. Su diseño y el material del que están hechas influyen directamente en sus prestaciones.

Existen puertas de entrada de material sintético, madera o aluminio, así como combinaciones de estos materiales. Sin embargo, el más duradero es el aluminio: resiste todas las inclemencias climáticas y conserva un buen aspecto durante muchos años, incluso aunque no se cuide.

Protección Térmica:
Debido a la permanente subida de los precios energéticos, es indispensable prestar atención a las características térmicas de la puerta. Una puerta con un buen nivel de aislamiento contribuye a ahorrar costes energéticos. Esto compensa el mayor precio de la puerta de entrada.

Hörmann ha desarrollado una línea de puertas de aluminio que ofrece, gracias a su revestimiento de 80 mm y el acristalamiento térmico triple, un aislamiento hasta un 50 % mayor que las puertas de entrada de aluminio convencionales.

Protección acústica:
Dependiendo de la ubicación de la casa, el aislamiento acústico constituye un factor de suma importancia para aportar más tranquilidad a la vida.

Equipamiento anti intrusión:
Una buena puerta de entrada de garantizar seguridad. Debe estar provista de un equipamiento anti intrusión, sobre todo si la casa se encuentra retirada de la calle y la zona de entrada no está a la vista de los transeúntes.

Las puertas de entrada de aluminio de Hörmann, por ejemplo, ofrecen una buena protección anti intrusión gracias al equipamiento de seguridad estándar. Mediante una cerradura de seguridad de cinco puntos con un total de tres pasadores basculantes de acero y dos ganchos adicionales, la puerta de entrada queda asegurada en cinco puntos simplemente girando la llave. Además, al cerrar se encastran varios pernos de seguridad macizos en el marco.

Para que no puedan usarse destornilladores y utensilios similares para abrir la puerta, unas rosetas de seguridad especiales protegen el cilindro de perfil adicionalmente contra el taladro y la apertura por giro. Bajo consulta pueden realizarse otros equipamientos de seguridad más altos, como por ejemplo un gancho de acero integrado. De esta forma, la puerta de entrada puede abrirse ligeramente sin que los invitados no deseados puedan abrirla completamente.

Enlace: www.construnario.com/notiweb/titulares_resultado.asp?regi=21838
 

El aeropuerto de El Altet controlará las rutas de los aviones y los niveles de ruido con sonómetros

Knauf Insulation ultima los detalles de su participación en Climatización 2009