in

Hasta 19 viviendas entre Compostela y municipios limítrofes necesitarían blindarse contra el ruido de la nueva terminal

Es la cifra provisional que maneja AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), tal y como se desprende de la primera reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan de Aislamiento Acústico de Lavacolla. Boqueixón sería el núcleo más afectado. En Santiago también aparece algún inmueble tocado por la ampliación, mientras que en O Pino no habría que intervenir.

La revisión de los censos -la capital gallega ya lo ha entregado- modificará la lista definitiva con toda probabilidad, admitía ayer en declaraciones a este diario el director de Medio Ambiente de AENA, José Manuel Hesse, minutos después del encuentro. «El incremento de la afección sonora en Lavacolla es bastante reducido», advierte.

Algo que sin duda alguna tiene que ver con la «escasa densidad» de viviendas concentradas en el entorno del aeropuerto. Y así se lo trasladaba ayer el responsable a representantes del Gobierno central, Xunta, AENA y ayuntamientos que integran la comisión.

Los límites se fijan en 65 decibelios durante el día y 55 por la noche. Es decir, todas las viviendas próximas sometidas a niveles de ruido superiores «tienen derecho» a un aislamiento acústico. Una vez cerrada la relación de afectados, y siempre de forma totalmente gratuita, Fomento procederá a reforzar la carpintería de las ventanas a fin de reducir al máximo las molestias.

 La intervención depende también de la tipología del inmueble, puntualiza Hesse. En algún caso, ha sido necesario aislar la fachada completa o sustituir el techo. «Queremos garantizar que dentro de la vivienda se cumpla el nivel de ruido que marca la norma básica de edificación», añade.

AENA se compromete, además, a concluir el aislamiento de todas las viviendas antes de que la nueva terminal entre en funcionamiento. El encuentro de ayer ha servido para marcar la hoja de ruta de la comisión y establecer una primera toma de contacto con los municipios afectados. «Estamos tratando de facilitar el proceso, nunca de entorpecer», insiste José Manuel Hesse.

Así las cosas, una vez cotejados los censos de los dos ayuntamientos que faltan -Boqueixón y O Pino-, se notificará a los vecinos su derecho a solicitar el aislamiento. Un derecho que, por primera vez, recoge una resolución medioambiental dictada por el Gobierno central con el objetivo de paliar la contaminación acústica del nuevo aeropuerto.

Con un tráfico anual de hasta cuatro millones de pasajeros y capacidad para soportar 27 operaciones cada hora, la actividad de la futura macroterminal obliga a Madrid a aplicar un plan de protección. Medidas que hoy por hoy no constituyen una exigencia, pese a que existe un pequeño núcleo de inmuebles perjudicados por el ruido del aeródromo.

Escrito por: . [email protected]

Enlace : www.elcorreogallego.es/santiago/ecg/aena-estima-ruido-nuevo-aeropuerto-solo-afectara-19-casas/idEdicion-2009-09-30/idNoticia-472382/

32 millones para rehabilitar 450 edificios en Sevilla norte

Parex desarrolla un programa de cálculo para el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior de Coteterm