in

Hacia pisos más ecológicos en Donostia

Una experiencia piloto trata de lograr El Ayuntamiento de Donostia ha puesto hoy en marcha una experiencia piloto para rehabilitar varios edificios de viviendas con el fin de ahorrar en el consumo de energía, reducir emisiones de CO2 y fomentar un urbanismo más «sostenible».

El concejal de Medio Ambiente del consistorio donostiarra, Miguel Ángel Díez, ha explicado en una rueda de prensa que esta experiencia se va a desarrollar en los barrios de Amara Berri y Bidebieta con el fin de elaborar una guía metodológica que recopile las actuaciones y reformas que puedan ser aplicables a otras comunidades de vecinos o particulares interesados en adaptar sus viviendas.

Esta iniciativa, que según ha precisado el Ayuntamiento cuenta con financiación del departamento de Vivienda del Gobierno Vasco, está dirigida a la reforma energética de edificios residenciales de alta densidad situados en los citados barrios y que fueron construidos entre 1960 y 1970.

La Concejalía de Medio Ambiente ha indicado que la reforma y mejora energética de un inmueble «puede suponer un ahorro en la factura de la calefacción de hasta el 50%», y ha agregado que la reducción de un grado centígrado en la temperatura del hogar puede llegar a economizar un 7%.

Ha precisado que para llevar a cabo estas reformas energéticas habrá subvenciones disponibles que variarán en función de la fase de las obras, aunque ha estimado que oscilarán en torno al 23%.

Además de reducir la demanda de energía con el ahorro económico y contaminante que ello implica, el plan del consistorio incluye la mejora de los cerramientos de los inmuebles mediante el aislamiento de fachadas y cubiertas de modo que aumente el confort térmico y acústico de las viviendas rehabilitadas.

Todas estas medidas contribuirán, asimismo, a alargar «la vida útil» de los edificios residenciales, los «revalorizarán» y servirán para promover un aspecto urbano mejor y más sostenible.

Enlace: www.deia.com/es/digital/gipuzkoa/2009/07/21/580116.php

Aislamiento respecto a ruidos muy concretos

Una reforma de fachada, ventanas y calefacción puede ahorrar hasta el 50%.