in

Guía de aislantes térmicos

 Aislantes térmicos. Son los materiales que se caracterizan por su propiedad de impedir la transmisión del calor y por su alta resistividad térmica. Se utilizan como aislamiento térmico: materiales porosos o fibrosos, capaces de inmovilizar el aire seco y confinarlo en el interior de celdillas más o menos estancas. Entre los más conocidos, se destacan el corcho aglomerado, la espuma de poliuretano, el poliestireno expandido, la lana de vidrio, la vermiculita, la lava volcánica…

El corcho suele elegirse por su alta resistencia mecánica a la compresión, posibilitando su utilización en lugares como techos, suelos y terrazas.

La espuma de poliuretano rígido es un material sintético de muy baja conductividad térmica, que permite mayor aislamiento con menor espesor. Con este material, obtenemos la misma aislación con 1”, que la que obtendríamos con lana de vidrio de 2” o con poliestireno expandido de 1,5”.

Los materiales que intervienen en la obtención de la espuma son más caros que otros aislantes, pero se ahorra en el espesor y, por otro lado, el proceso de aplicación es rígido y seguro en cuanto a los resultados finales. Se aplica “in situ”, es fácil de cortar y modelar.

El poliuretano por inyección se adhiere sobre cualquier material, no agrietándose con los cambios de temperatura ni con las dilataciones del material al que esté agarrado. Es también un buen impermeabilizante, por lo que se utiliza bastante en azoteas y terrazas.

Artículo para leer n : http://www.lavoz.com.ar/suplementos/arquitectura/novedades/base-confort

La desaladora de Sidney gana el Global Water Award 2010 a la mejor planta de desalación del año

Formica Group lanza su panel para fachadas Vivix