in

Fachadas a prueba de temblores

 El objetivo de este ensayo es dar respuesta a las preguntas: ¿qué desplazamiento producido por un seísmo puede resistir una fachada ligera? ¿Qué magnitud tendría que tener el terremoto para romper el vidrio? ¿En qué momento se resquebrajaría y se vendría abajo? Las fachadas ventiladas están en auge por su comportamiento aislante.

En el centro tecnológico Cidemco de Azpeitia han construido un banco de ensayos sísmicos para comprobar la resistencia de las fachadas ligeras simulando el desplazamiento que soportaría la envoltura de un  edificio ante un terremoto de hasta 8 grados en la escala Richter.

Cada vez más la arquitectura de nuestras ciudades está plagada de ejemplos de edificios con fachadas denominadas muros cortinas o, incluso, algunas fachadas ventiladas en las que, parte de sus componentes, es el vidrio. Son construcciones dedicadas, normalmente, a albergar oficinas. Aunque ahora ya se está comenzando a ver este tipo de fachadas ligeras en algún edificio de viviendas.

Pues bien, ¿qué ocurriría con esas estructuras si se produjera un terremoto como el de Haití, de 7,3 grados en la escala de Richter? La respuesta se encuentra en el centro de investigación tecnológica especializado en los sectores de construcción, química y madera-mueble de Azpeitia, Cidemco.

El arquitecto Julen Astudillo es el jefe del equipo que ha construido el primer banco para ensayos sísmicos del Estado. «No somos expertos en sismos», afirma, pero sí en estudiar las «posibilidades de la envolvente» o fachada de los edificios.

Para leer más : www.noticiasdegipuzkoa.com/2010/01/24/sociedad/euskadi/fachadas-que-tiemblan

Reponen el aislamiento al apazo da Cultura de Narón

La correduría GTG atiende a las responsabilidades de los constructores