in

Esther Soriano Hoyuelos Directora del Mercado Internacional de Climatización de Isover

El Código Técnico de la Edificación (CTE) nos deja clara la importancia del aislamiento en lo que respecta a la envolvente y paramentos del edificio, sin embargo hay otras cuestiones menos tratadas… como experta en el tema.

¿Podrías aclararnos cómo influye esta normativa en la climatización?
Esther Soriano: En lo que se refiere a las instalaciones para climatización, debe aplicarse el CTE y el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios). En esta normativa, se detalla el aislamiento mínimo que debe considerarse en las instalaciones, tanto térmico como acústico.

Con el fin de limitar las pérdidas energéticas (y por tanto el consumo), se definen unos espesores mínimos de aislamiento en conducciones y equipos; si bien por supuesto estos valores deberán incrementarse si se desea limitar el consumo energético más allá de los valores mínimos de la normativa.

Por otra parte, el documento del CTE relativo a la parte acústica, establece condiciones para aportar a los usuarios de la instalación no sólo confort térmico, sino también acústico, limitando los niveles sonoros en función del uso del edificio y de la franja horaria.

Entre las medidas a tomar referentes al aislamiento para mantenernos dentro de estos límites, podemos citar por ejemplo la utilización de conductos absorbentes del sonido, o una adecuada selección de los elementos de difusión.

Por otro lado, es indudable que la rehabilitación de edificios y viviendas está viviendo un resurgir y recibiendo apoyo a todos los nivelas para mejorar la eficiencia energética de nuestro parque inmobiliario pero, en concreto.

¿Qué repercusión tiene este hecho para los productos aislantes de climatización?
Esther Soriano: La rehabilitación de edificios y viviendas contempla por supuesto la instalación de sistemas de climatización, puesto que hoy en día la demanda de climatización es básica tanto para uso residencial como para uso terciario.

Estos sistemas deben incorporar un adecuado aislamiento si se desea mejorar la eficiencia energética. Determinados sistemas de sencilla instalación, sin apenas aislamiento, cuentan con un elevado consumo energético, además de problemas estéticos asociados. La instalación de sistemas de conductos disminuye el consumo, queda oculto en techos suspendidos, y puede adaptarse a las necesidades particulares de los usuarios.

Enlace: www.construible.es/noticiasDetalle.aspx?id=3742&c=8&idm=12&pat=12

Empresa: www.isover.es

Los sevillanos, contentos con sus viviendas

El Gobierno vasco eleva las ayudas para rehabilitar 47 edificios de Zorrozaurre