in

El nuevo Código Técnico de la Edificación

Desde su creación y progresiva entrada en vigor entre los años 2006 y 2007, este documento ha tenido una influencia notable en las construcciones que se realizan actualmente. Uno de sus apartados importantes es el Documento básico HE para ahorro de energía.

Consta de 5 apartados:
Exigencia básica HE 1: Limitación de demanda energética

El contenido de este capítulo se centra principalmente en la envolvente del edificio, regulando su concepto arquitectónico. El edificio que se encuentra en un clima predominantemente cálido no debería tener grandes aberturas orientadas hacia el sur, para evitar su sobrecalentamiento en verano, con el consiguiente consumo en refrigeración. En el caso del edificio en la zona fría, interesa que sus aberturas estén orientadas al sur, para ahorrar en calefacción.

Además de estos conceptos arquitectónicos, establece unos mínimos aislamientos en fachadas y forjados exteriores, cubiertas, puertas y ventanas, entre otros elementos. El objetivo es que el edificio tenga las menores pérdidas energéticas posibles: Ahorro pasivo de energía.

Exigencia básica HE 2: Rendimiento de las instalaciones térmicas
Este apartado se limita a especificar que “los edificios dispondrán de instalaciones térmicas apropiadas destinadas a proporcionar el bienestar térmico de sus ocupantes”. No desarrolla más, haciendo referencia al RITE.

Exigencia básica HE 3: Eficiencia energética en instalaciones de iluminación
Esta exigencia es de obligado cumplimiento en edificaciones de nueva construcción; rehabilitación de edificios con superficie mayor de 1.000 m2, donde la reforma afecte a más de un 25% de la superficie iluminada; o reformas de locales y edificios comerciales, donde se renueve la iluminación.

Exigencia básica HE 4: Contribución solar mínima de ACS
Los edificios que tengan demanda de agua caliente o dispongan de piscina, deberán cubrir una parte de su demanda mediante placas solares.

Exigencia básica HE 5: Contribución fotovoltaica mínima
Algunos tipos de edificaciones deberán disponer de placas fotovoltaicas para producción de energía eléctrica.

2. EFICIENCIA ENERGÉTICA EN INSTALACIONES DE ILUMINACIÓN

Esta exigencia básica HE 3, descrita en el apartado anterior, establece los siguientes requerimientos para las instalaciones de iluminación:

Toda zona dispondrá como mínimo de encendido manual. No se aceptan encendidos desde el cuadro,
Las zonas de uso esporádico dispondrán de encendido temporizado o detección de presencia,
Se instalarán sistemas que regulen el nivel de iluminación en función de la luz natural, en todas las luminarias situadas en primera línea paralela hasta 3 metros de las ventanas, y en las situadas bajo lucernarios.

El primero de estos tres puntos se puede resolver bien con interruptores convencionales. En cambio, la combinación de los dos siguientes hace muy recomendable la implantación de un sistema de control en el edificio:

La combinación de la tecnología KNX con las reactancias DALI (Digital Addressable Lighting Interface) para fluorescencia representa una muy buena solución para cumplir con estos requisitos. Las reactancias DALI son de equipos digitales direccionables y regulables en intensidad de forma individual. De esta forma queda la iluminación totalmente integrada en el sistema KNX.

Esta tecnología ofrece una interesante flexibilidad al edificio, puesto que permite que en un futuro se puedan reagrupar las reactancias en encendidos diferentes a los configurados actualmente, sin necesidad de tocar el cableado; simplemente reprogramando los equipos. La firma Jung dispone de un interface DALI/KNX de Jung. De esta forma queda la iluminación totalmente integrada en KNX.
Más info:
Jung Electro Ibérica           Enlace:    www.jungiberica.es

Estudios acústicos de la calle antes de levantar edificios en León

El ayuntamiento de Durango va a rehabilitar el barrio de Gazaga