in

El futuro de la autosuficiencia en las ciudades

Algunas de las alternativas que podemos estudiar para prescindir de la electricidad en nuestra casa: calefacción solar, estufa de leña, ventilación adecuada, buen aislamiento, buena orientación, caldera de biomasa, recogida de aguas pluviales, aerogeneradores, etc.  Tal como están planteadas las ciudades no va a resultar nada fácil. Pero hay buenas espectativas.

Los pisos, o lo que es lo mismo, las viviendas individuales, no disponen ni de chimenea y en este sentido  la dependencia de la red eléctrica es total.Para que una casa sea autosuficiente hay que simplificar algo ciertas necesidades. Esto plantea generalmente un reto difícil, pero no imposible.

Partiendo de estos principios ¿Sería  posible generar  energía suficiente procedente de fuentes renovables para abastecer una ciudad?  Los responsables del proyecto que está impulsando la  empresa albaceteña, Ajusa,  dicen que sí . Se están ultimando ensayos sobre utilización de las tecnologías del hidrógeno para lograr el almacenamiento de la energía procedente del sol y del aire y conseguir la autosuficiencia energética.

En este sentido ya hay un convenio de colaboración firmado con el gobernador del estado de Durango, en México, Ismael Hernández Deras, para desarrollar una experiencia pionera en este estado.

Para los vehículos, Ajusa también tiene muy avanzada  la utilización de nuevas  tecnologías.Han conseguido que con una recarga de dos o tres minutos «el tiempo que se tarda en repostar en la actualidad» » que un  vehículo llegue a  una autonomía de 100  y hasta  120 kilómetros.

Lo que darían muchos propietarios por poseer una de esas casas aisladas y  autosuficiente casi al cien por cien: energía eléctrica de origen solar, agua reutilizada de lluvia y caldera de leña  en abundancia cerca de casa. La instalación de una casa autosuficiente puede estar a partir de unos 24.000 euros.

Aislamiento de viviendas.Vídeo de Danosa

Burgos: Ordenanza municipal de Ruidos y Vibraciones