in

El edificio de viviendas protegidas de La Mayacina de Mieres premiado en la XI Bienal Española de Urbanismo

Según el  jurado de la XI Bienal Española de Urbanismo: » un ejemplo de la adaptación al período de crisis» . Este  edificio de viviendas construido en el barrio de la Mayacina, en Mieres, no está dejando a nadie indiferente. Por un  lado  el color negro carbón en  sus fachadas, su piel de acero, la disposición de las ventanas  de formas irregulares y por otro sus  diferentes alturas.

Los habitantes de Mieres tardarán en acostumbrarse a sus formas y texturas. También hay quién critica  que tenga que destacar de esta forma un edificio de viviendas protegidas, opinan que el propósito es más de destacar que ser un edificio funcional. Con todo esto, el jurado de la XI Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo  destaca  al edificio diseñado por Bernardo Angelini y David Casino, del estudio Zigzag con el Premio de Arquitectura, que es el  máximo galardón del certamen nacional. Algo tiene que tener.

De  entre las 734 candidaturas que se habían presentado al concurso, el jurado  ha elegido al edificio de 131 viviendas protegidas,  que en esta edición se celebraba bajo el título «Lo próximo, lo necesario», en referencia a la situación de profunda crisis y  reconversión en  la construcción. Todos los miembros del jurado coincidieron  en señalar que el edificio de la Mayacina encarna esta transformación.

Según el Ministro de Fomento José Blanco»Las actuaciones de las administraciones públicas, de los promotores privados y muy especialmente de los profesionales de la arquitectura y el urbanismo hacen gala, en esta edición de la Bienal, de la adecuación entre objetivos y medios y de la capacidad de experimentación e innovación en un sector en plena reconversión. Me congratula saber, en este sentido, que el Premio de Arquitectura ha recaído en una promoción de vivienda pública»

El estrenado edificio de la Mayacina se ha convertido de esta forma en símbolo de la arquitectura de crisis, pero hay que tener cuenta que el proyecto ha sido elaborado  con cinco años de anterioridad cuando  el SEPES organizó un concurso de ideas  para desarrollar la Mayacina. En aquella época aún no habíamos oído hablar de la  «burbuja inmobiliaria».

Para premiar este edificio se tuvieron en cuenta parámetros como » su atenta inserción en un entorno urbano, con un paisaje que se percibe desde las aperturas de la manzana; cuyo interior se convierte en un espacio de relación, al que se vuelcan accesos y viviendas» o «el tratamiento de las pieles del edificio resulta inteligente y sensible, al rememorar con paneles de acero la memoria industrial de la villa y con celosías de madera y la envolvente curvilínea de la planta baja, los prados y montes que la rodean»

Artículo leído en : http://www.lne.es/cuencas/2011/09/19/mayacina-arquitectura-reconversion-proyecto-urbano-rural-tiempo-senalan-angelini-casino/1131018.html

Las fachadas verdes del Hotel Mint de Londres

La V edición de Arquinset cuenta con Rehau