in

El corcho blanco, un plástico versátil de gran ligereza y reutilizable cien por cien

El poliestireno expandido EPS –más conocido como corcho blanco, poliespan o porexpan–, es un material plástico celular, generalmente de color blanco, compuesto esencialmente de aire –hasta un 98%– que por su versatilidad tiene infinitas aplicaciones. Se emplea en el envasado y embalaje de diversos productos alimenticios y de mercancías, como aislante térmico y acústico y material de aligeramiento de estructuras en el sector de la construcción.

Y además tiene otros muchos usos, quizás menos conocidos, que van desde los cascos de ciclistas y motoristas a las piezas de decoración.

El principal problema del poliespan es que genera residuos muy voluminosos y dispersos que impactan visualmente. Además, para llevar a cabo el proceso de reciclaje se precisan puntos específicos para su almacenamiento y posterior tratamiento.

La empresa Poraxa, dedicada a la fabricación de productos elaborados con EPS, es pionera en Baleares en la fabricación de este material y su posterior reciclaje. En noviembre de 2002 recibió el diploma acreditativo como el primer centro Eco EPS de Baleares en la recuperación de este material, convirtiéndose en un gestor de residuos especializado.

Actualmente existen en España tres centros de este tipo, y uno de ellos es el de Poraxa, en Porreres, que cubre el área geográfica de Mallorca. La empresa se ocupa de recoger este material en los puntos verdes y deixelleries habilitados en los diferentes municipios para su posterior reciclaje y reutilización.

Poraxa tiene la capacidad y tecnología para recuperar grandes cantidades de este material, cien por cien reciclable, y una vez tratado, fabricar con él nuevos productos de EPS, como hormigones, ladrillos, materiales para embalaje y rellenos, o la obtención de granza de poliestireno para nuevas aplicaciones, como perchas, cintas de vídeo u otros objetos plásticos de uso cotidiano.

Desde hace cinco años están llevando a cabo en muchos colegios de Mallorca una campaña de educación ambiental para concienciar a los niños, y al resto de la sociedad balear, sobre los beneficios y posibilidades del reciclado de los residuos de EPS. En este proyecto, pionero en España, colaboran también la Asociación Nacional de Poliestireno Expandido y Mallorca Recicla.

Por su elevada capacidad de aislamiento térmico, su ligereza, sus propiedades de difusión del vapor de agua y su versatilidad en forma y prestaciones, uno de los sectores en los que este material reciclado tiene más aplicaciones es en el de la construcción, ya que se pueden elaborar con él muchos productos empleados tanto en la edificación como en las obras de ingeniería civil.

Desde placas y paneles de aislamiento termoacústico, casetones y bovedillas para forjados, moldes de encofrado, juntas de dilatación, elementos decorativos interiores, bloques de poliestireno para dotar de ligereza a terraplenes de carreteras, pantalanes flotantes o islas artificiales.

Entre los diferentes artículos fabricados por Poraxa con corcho blanco reciclado, el más usado es el Hormipan ecológico, elaborado con bolitas de EPS sometidas a un tratamiento que asegura una buena adherencia al cemento, así como una facilidad de amasado y buena homogeneidad de la mezcla.

Otro producto que está teniendo muy buena acogida en el mercado es Bovipan, una placa para cubiertas, con gran poder de aislamiento y que además es de fácil transporte y colocación.

Enlace noticia: www.elmundo.es/elmundo/2009/03/09/baleares/1236626813.html

V Congreso Nacional de Arquitectura en Fachadas Ligeras

Los alcaldes populares afectados por el paso de aviones creen que aislar viviendas no soluciona el problema del ruido