in

El Ayuntamiento de Gijón lleva una década ayudando a las comunidades de vecinos a reformar sus edificios

El Ayuntamiento de Gijón lleva una década ayudando a las comunidades de vecinos a reformar sus edificios a través de los planes de rehabilitación de fachadas y eliminación de las barreras arquitectónicas. A la mejora en la estética se sumaba un cambio en la calidad de vida de los inquilinos y el apoyo al sector de la construcción. La crisis ha frenado en los vecinos su interés por meterse en obras.

El Ayuntamiento gijonés acaba de hacer públicas las cuentas finales de las subvenciones concedidas en el primer trimestre del año a las comunidades de vecinos de la ciudad y que hacen resumen de los planes de ayuda a la rehabilitación de fachadas y eliminación de barreras arquitectónicas que se lideran desde la concejalía de Urbanismo, que encabeza Pedro Sanjurjo.

Los números ejemplifican que la crisis también ha llegado al bolsillo de las comunidades vecinales. El primer trimestre de este 2009 se cerró desde el servicio de licencias y disciplina con la concesión de ayudas a cuarenta comunidades de vecinos por un cuantía que sobrepasa levemente los 590.000 euros.

El año pasado, y en el mismo período de análisis, el gobierno local había dado el visto bueno a los proyectos de 118 comunidades vecinales con un monto global de 1,6 millones de euros en subvenciones públicas. Y si la cuenta retrocede hasta el primer trimestre del año 2007 se observa que desde Urbanismo se repartieron 2,3 millones de euros entre 167 comunidades de vecinos.

Cierto es que el número de expedientes tramitados a cargo de estos dos veteranos planes municipales de ayuda a las comunidades de vecinos ha ido descendido en los últimos años pero desde el ámbito vecinal se entiende que son esos tiempos de crisis económica los que llevan a las comunidades de propietarios a evitar meterse en líos de reformas aunque ello suponga una mejora en sus inmuebles y, por tanto, de su calidad de vida. De aquí el descenso más que notable en el número de expedientes aprobados en el Ayuntamiento.

Con la intención de estimular el mercado de la construcción, el equipo de gobierno gijonés decidió el pasado mes de marzo modificar las bases de los planes de rehabilitación de fachadas y locales comerciales, incluido el trato especial que recibe el plan especial del Muro, y de eliminación de barreras arquitectónicas, más conocido como «plan de ascensores».

El Ayuntamiento tiene para este año una asignación de 3 millones para rehabilitación de fachadas, 2,5 millones para el Muro y 2 millones para la eliminación de barreras arquitectónicas.

Los cambios suponen, por ejemplo, que las obras de reforma integral de una fachada tengan una ayuda de hasta el 60% sin tope límite, mientras que las parciales pueden lograr una ayuda municipal del 50% sobre un límite que se amplia de 30.100 a 40.000 euros. También se amplían los límites para ayudar en la reforma de locales comerciales y se dará hasta el 70% de la obra si el edificio que se reforma está catalogado, teniendo en cuenta que el Ayuntamiento acaba de actualizar su catálogo urbanístico después de veinte años de congelación.

En el caso de la eliminación de barreras cambian los límites en función de la obra: 30.000 euros para colocar un ascensor (40.000 si el edificio está catalogado), y 10.000 euros para colocar rampas y plataformas elevadoras (12.000 si está catalogado).

Según las estadísticas municipales el Ayuntamiento impulsa una media anual de 160 rehabilitaciones de fachadas y otras tantas obras de eliminación de barreras. En el plan del Muro se ha trabajado en los último años sobre un total de 17 expedientes de obra que han movilizado alrededor de 11 millones.

En Gijón, según los datos del Ayuntamiento, se produce una media de 160 rehabilitaciones al año de fachadas y otras tantas dentro del plan de eliminación de barreras arquitectónicas. Desde 1999 se tramitaron 1.969 expedientes del plan de fachadas, con 29,5 millones de euros en créditos, y 1.362 expedientes del plan de accesibilidad desde 2000, con un crédito concedido de 20,5 millones de euros. En lo que se refiere al plan especial del Muro, hubo 17 expedientes con un crédito de 11 millones de euros.

La asignación para estas ayudas asciende en el año en curso, según los presupuestos municipales, a 3 millones de euros en el caso de rehabilitación de fachadas, a 2,5 millones de euros para el plan especial del Muro y a otros 2 millones de euros para la eliminación de barreras. El Ayuntamiento acaba de aprobar en marzo nuevas bases para ambos planes para hacerlos más atractivos y que estimulen la actividad en el sector de la construcción.

Últimos datos :
El gobierno local acaba de publicitar las ayudas concedidas en el primer trimestre. Las cifras no dejan lugar a la duda sobre la incidencia de la crisis en las intenciones de las comunidades de vecinos. De enero a marzo se dio luz verde a proyectos de 40 comunidades por una cuantía de 590.000 euros. En el mismo período de tiempo del año anterior las ayudas fueron de 1,6 millones y afectaron a 118 comunidades. Y en el año 2007 la actuación había supuesto 2,3 millones para 167 comunidades vecinales.

Leído en: www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009051100_35_754973__Gijon-Ayuntamiento-solo-tramito-ayudas-planes-fachadas-ascensores

Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente: Energía Solar

Ferroli participa en la jornada técnica de Atecyr