in

Edificio energéticamente eficiente

Un edificio energéticamente eficiente es aquel que minimiza el uso de las energías convencionales (en particular la energía no renovable), a fin de ahorrar y hacer un uso racional de la energía.

Dado que eficiencia energética surge del cociente entre la energía útil o utilizada por un sistema y la energía total utilizada,
también se la denomina rendimiento energético. En la medida que el consumo de energía por unidad de producto producido o de servicio prestado sea cada vez menor, aumenta la eficiencia energética. Tanto la tecnología disponible, como los hábitos responsables, hacen posible un menor consumo de energía, mejorando la competitividad de las empresas y la calidad de vida personal.

edificio_energ____tico.jpg

Esquema indicando las diferencias entre un edificio «no eficiente» (izquierda) y un edificio «eficiente» en cuanto al uso de energía. (reproducción digital de un original de Elías Rosenfeld)

Estrategias para lograr eficiencia energética  Esto se consigue mediante una serie de estrategias:

-aislamiento térmico en la envolvente (muros, techos y ventanas)
-reducción de las pérdidas de calor por infiltración en invierno
-adecuada orientación del edificio
-permitir la entrada del sol en invierno
-evitar sombras arrojas por otros edificios
-evitar el ingreso del sol en verano
-diseñar protecciones solares (fijas, móviles, naturales)
-utilizar sistemas de calefacción y aire acondicionado eficientes (etiquetado energético)
-en azoteas como regla duplicar el espesor del aislamiento térmico y buscar incorporar elementos que den sombra.
-utilizar iluminación eficiente mediante el uso de lámparas de bajo consumo.

Corcho proyectado

Energía solar