in

Edificio “cero emisiones” en España

Consume un 52% menos de energía que un edificio convencional y el resto lo cubre con producción renovable.
Incorpora sistemas solares térmicos y fotovoltaicos, geotérmicos y de biocombustibles, así como avanzados dispositivos de ahorro y eficiencia energética.  Con una superficie construida de 2.591 m2, es el primer edificio en España de uso terciario (oficinas) no experimental, concebido y certificado como “cero emisiones”, es decir, que cubre todas sus necesidades energéticas sin emitir gases de efecto invernadero.

Ello es posible gracias a un diseño que integra soluciones energéticas eficientes tanto de carácter pasivo –mediante técnicas arquitectónicas y constructivas orientadas a reducir la demanda de energía? como activo, incorporando instalaciones de fuentes renovables, de cuatro tecnologías diferentes: solar fotovoltaica, solar térmica, geotérmica y biodiésel. Ha supuesto una inversión de 4 millones de euros

El edificio se distribuye en una planta subterránea para garaje, planta baja de doble altura para almacén y dos plantas elevadas. En total, tiene capacidad para unas 90 personas, aunque actualmente el número de empleados que lo utilizan se sitúa en torno al medio centenar.

1. ARQUITECTURA BIOCLIMÁTICA
Se ha optado por un edificio pensado para minimizar las pérdidas de energía y maximizar la captación energética del exterior.

Las medidas más destacadas en este campo son: 
Edificio de forma cúbica compacta que reduce las pérdidas de energía.
Amplia fachada orientada al Sur, con muro cortina dotado de grandes ventanales y módulos fotovoltaicos a modo de parasoles, dispuestos para permitir la entrada de sol en invierno y evitarla en época estival.

Invernadero en la fachada sur, entre el muro cortina y la pared, dotado de un sistema de ventilación que permite aprovechar el calor absorbido mediante un sistema de conductos y compuertas automatizadas cuando sea necesario.

Fachada norte con ventanas individuales para cada despacho, más reducidas, para  permitir la entrada de luz natural y evitar pérdidas de calor en invierno.

Muro cortina fotovoltaico en la fachada sur.
Construcción interior de las fachadas N, O y E en hormigón con alta inercia térmica y exteriormente terminadas con un aislamiento de alta calidad, que lleva una cámara de aire ventilada de manera natural con terminación final en chapa de zinc.

Cerramientos acristalados de madera natural –por su buen coeficiente de pérdidas y de puente térmico? con doble acristalamiento.

Vegetación de hoja caduca junto a la fachada O que evita ganancias de calor durante el verano.   Elementos constructivos que favorecen la entrada de luz natural y evitan  sobrecalentamientos: jardín interior acristalado y cerrado que evita la radiación solar   directa, o claraboyas verticales que permiten el paso de luz natural.

Para leer más: www.creactivistas.com/2010/01/sede-acciona-solar-pamplona.html

Más visados para rehabilitación

Ayudas para rehabilitar casas en Torremolinos