in

Declaración de Impacto Ambiental (DIA)del proyecto de ampliación de ‘La Paloma’

El ministerio fuerza a Aena a constituir una mesa de seguimiento del impacto acústicoYa es definitivo y oficial. Las viviendas cercanas al aeropuerto de Loiu serán protegidas contra el ruido. El Boletín Oficial del Estado publicó ayer la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto de ampliación de ‘La Paloma’, que prevé duplicar su capacidad operativa para 2012. La orden, de obligado cumplimiento, da el visto bueno a la iniciativa, pero fuerza al Ministerio de Fomento a poner en marcha, por primera vez en Vizcaya, un plan de aislamiento acústico que mitigue las molestias que padecen los vecinos de la zona por el tráfico aéreo.

A partir de ahora, Aena, la sociedad pública que gestiona los aeródromos españoles, deberá coordinarse con los ayuntamientos del entorno para determinar el número exacto de inmuebles que se beneficiarán de la medida (no tendrá coste alguno para los afectados), al haber quedado incluidos dentro del área de influencia de la resolución. Como mínimo se trabajará en 700, aunque, según algunas fuentes consultadas, esta cifra se podría triplicar.

La DIA, que pone fin a un largo proceso administrativo, ha sido emitida por Medio Ambiente. Finalmente, el ministerio ha decidido endurecer las condiciones para que Aena pueda intensificar su actividad. En este sentido, establece que todos los pisos que soporten más de 60 decibelios durante el día y 50 por la noche tendrán que ser insonorizados -en el estudio de impacto ambiental se proponían umbrales de 65 y 55, respectivamente-.

Para ello, el organismo dependiente de Fomento deberá sufragar diversas obras en el interior de las casas, como la colocación de dobles ventanas, por ejemplo. Además de en domicilios privados, también se realizarán trabajos en, al menos, tres centros educativos y en diversos equipamientos sanitarios y culturales.

El mapa de ruido que dibuja la DIA afecta a núcleos que hasta ahora no contemplaba Aena, como Arteaga y San Martín de Arteaga, en Derio, y Zabaloetxe, en Loiu. Los alrededores de ‘La Paloma’ han experimentado en los últimos años un auge urbanístico muy significativo.

La Declaración de Impacto Ambiental llega en un momento en el que la sensibilidad por el ruido que provocan los aviones está a flor de piel. Y no sólo en Vizcaya. También en otros puntos del país se han alzado voces contrarias a la ampliación de los aeropuertos. En este contexto se constituyó recientemente la Asociación Nacional de Afectados por el Tráfico Aéreo, de la que es cofundadora el grupo ecologista de Sondika Lur Maitea.

También en noviembre pasado, los jueces del Tribunal Supremo emitieron una histórica sentencia sobre el ruido en Barajas, en la que se reconocían y amparaban diversos derechos de los vecinos.

En su resolución, Medio Ambiente ha estipulado que el Plan de Aislamiento Acústico se aplicará de «forma progresiva, siguiendo criterios de racionalidad económica». Asimismo, se exige a Aena que comience por las viviendas que padecen una contaminación acústica más perturbadora.

Además de forzar a la puesta en marcha del Plan de Aislamiento Acústico, el Ministerio de Medio Ambiente también ha dictaminado que se cree una comisión de seguimiento. Su función será revisar periódicamente la aplicación de la normativa ambiental contenida en el proyecto de ampliación de ‘La Paloma’.

 Este órgano estará copresidido por Aena y por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del ministerio. Estarán presentes, a su vez, un representante del Gobierno vasco y otro de la Diputación, mientras que los ayuntamientos de la zona también podrán contar con un delegado por cada consistorio.

La junta se completará con un miembro de alguna ONG «que tenga implantación en el entorno y que en el proceso de evaluación realizado se haya acreditado como interesada». Con estas premisas, lo lógico es que sea Lur Maitea la elegida. Esta mesa de trabajo se tendrá que poner en marcha en un plazo máximo de 6 meses.

La DIA también pretende poner fin a un conflicto que se alarga en el tiempo: la posible influencia del tráfico aéreo en los destrozos de los tejados de las casas cercanas a la cabecera de pista en Derio. Medio Ambiente acepta la decisión de Aena de estudiar si existe una relación directa entre el paso de aparatos y la caída de tejas.

No obstante, emplaza a que cualquier novedad al respecto sea abordada en la comisión de seguimiento. Sólo en 1997, una maniobra defectuosa de un avión que venía de Londres provocó un estropicio en tres cubiertas de los edificios más próximos a la cabecera de pista que fue valorado en casi 60 millones de las antiguas pesetas (360.000 euros).

Por otro lado, la Declaración de Impacto también propone vigilar de cerca el ruido que generarán las máquinas en tierra durante las fases de construcción de las nuevas instalaciones previstas. Esto es algo que también preocupa a los ecologistas.

Leído en : www.elcorreodigital.com/vizcaya/20090526/vizcaya/casas-cercanas-aeropuerto-seran-20090526.html
 

Nuevo Plan de la Vivienda en Aragón

AENA pagará obras en 1.800 pisos por el ruido del aeropuerto de Loiu