in

De la Inspección Técnica de Edificios(ITE) al Inspector Profesional de la Vivienda(IPV)

Desde que se empezó a aplicar la normativa del Código Técnico de la edificación, la Inspección Técnica de Edificios se está implantando en todos los ayuntamientos. Una nueva figura viene a añadirse en la verificación de habitabilidad de un inmueble.Se trata del Inspector Profesional de la Vivienda (IPV).

 

El Inspector  IPV,  es un profesional, que  realiza un examen de la vivienda, revisando de arriba abajo, de interior a exterior, pasando por todas las áreas intermedias, comprobando niveles de acústica, luminosidad , humedad ambiental y monóxido de carbono; las instalaciones de agua, luz y gas; revisando, suelos, paredes, techos, alicatados y zócalos, abriendo y cerrando puertas, ventanas, persianas, cajones, muebles.

Aún hay más: comprobando electrodomésticos, calefacción, ventilación, sanitarios, grifos, sifones, desagües, saneamiento e higiene… Es decir, definiendo el estado para el uso y destino, mediante un informe escrito y fotográfico, fácilmente comprensible, el certificado IPV.

El  Certificado IP V es  el documento que acredita el estado de una vivienda y  este certificado se utiliza en los principales paises  del mundo desde hace años como medidia de seguridad en las operaciones  de alquiler, compra o venta . Es de reciente implantación en España.

Mediante una inspección  se trata de  describir en la fecha el estado aparente de aquellos sistemas o componentes más representativos de  una vivienda, definiendo su estado, tanto actual  como del funcionamiento  real y el saneamiento de la vivienda, de forma visual, siguiendo el protocolo y las pautas de verificación del Inspector Profesional de la Vivienda y el código ético de la ASIPV, Asociación de Inspectores profesionales.

Este  informe IPV emitido por el inspector,  no sustituye otros informes técnicos y a la  documentación de obligado cumplimiento por los diferentes organismos oficiales.  No tiene que ver con las inspecciones de un arquitecto o un aparejador.El informe de un arquitecto o de un aparejador se rige por  el Código Técnico de la Edificación.

 El  informe de un Inspector Profesional de Vivienda  contempla otras características de una vivienda, igual de importantes, como es dejar constancia en la fecha del estado, funcionamiento y saneamiento para su uso y destino.

 Si el que vende cuenta con un informe de  un IPV,  le agilizará y facilitará la venta, dándole un hecho diferencial sobre las demás viviendas. Para el que compra una vivienda le proporciona como comprador una buena y fiable fuente de información.

Cuando se alquila, en  el caso de que haya desperfectos en la vivienda y contamos con un informe del Inspector, podemos  reclamar el importe de éstos, ya que este  informe se adjunta al contrato y está  firmado por ambas partes.

7 Comments

    H Arquitectes(David Lorente, Josep Ricart, Xavier Ros, Roger Tudó)Ganadores premio Arquitectura Sostenible 2009 de la ‘5a Bienal Arquitectura del Vallès’

    Vidrio arquitectónico de Vitro Cristalglass en fachadas de edificios de Gamesa